En Periodoncia

Desde nuestra clínica dental Valencia, queremos hablarte de qué es el raspado y alisado radicular (también llamado curetaje dental). Como verás, es un tratamiento necesario para prevenir y tratar la periodontitis.

¿En qué consiste el raspado y alisado radicular o curetaje dental?

mujer sonriendo y leyendo

En IDIM nos preocupamos por tu salud bucodental

Esta técnica está especialmente pensada para eliminar sarro, restos orgánicos y pigmentaciones de la superficie dental, que de otra manera ya sería imposible eliminar. Debe ser realizado por un dentista con aparatos especialmente diseñados para ello.

Su principal sentido es el del tratamiento de las enfermedades periodontales, pero también puede usarse para el mantenimiento de una buena salud de los tejidos que son el soporte de las piezas dentales, evitando su pérdida por el mal estado de esos tejidos, además de enfermedades asociadas.

Ese raspado puede realizarse manualmente o mediante ultrasonidos. Estos funcionan mediante vibraciones, y son capaces de eliminar la mayor parte de esa placa o del sarro que se tenga acumulado. No obstante, es necesario recurrir al curetaje manual para acabar con los restos que queden.

Es una técnica en la que se puede usar anestesia local para aliviar las molestias, especialmente en pacientes que sufran de sensibilidad dental o en los que los restos a extraer estén tan adheridos e incrustados que se necesite una gran agresividad en la técnica para acabar con ellos.

Con este tratamiento se consigue la recuperación del color natural y del buen estado de los tejidos dañados. Esto es algo fundamental para su conservación y para que tu salud bucodental sea la adecuada a tu edad, evitando que otras patologías puedan llegar a aparecer.

Otro aspecto en el que tiene un gran efecto es el de eliminar la inflamación de encías que los pacientes que sufren este tipo de patologías muestran. Una vez pasado el período de recuperación tras haber realizado esta técnica, la encía vuelve a un estado sin inflamación, mucho mejor que el que se tenía antes.

Ayuda también a evitar el sangrado de las encías, algo que en pacientes con estos síntomas es muy habitual al cepillarse. Incluso, cuando la enfermedad va avanzando, ese sangrado se produce sin que exista cepillado ni ningún tipo de traumatismo, lo cual es un síntoma de que algo va mal.    

Otra de sus grandes ventajas es que ayuda a parar la pérdida de volumen óseo que este tipo de patologías produce. Ese proceso acaba por provocar que se caigan las piezas dentales, por lo que frenarlo es indispensable para poseer una buena salud bucodental.

Elimina también las bolsas periodontales. Estas son esa especie de bolsillos que se producen en la encía y que tienen mucha influencia en la inflamación que la encía del paciente sufre y que le lleva a visitar al dentista. Su eliminación es algo muy positivo para tu salud.

Como puedes ver, el raspado y alisado radicular (también llamado curetaje dental) es un tratamiento fundamental para prevenir y tratar la periodontitis. Y, como bien sabes, la periodontitis es uno de los problemas dentales más frecuentes.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

 

Dejar comentario