IMPLANTES PALATINIZADOS

IDIM Clínica dental Valencia » Implante en atrofias óseas. Palatinizados.

La pérdida de todos los dientes de la boca de un paciente lo transforma en un desdentado y provoca:

  1. Cambios en la estética, se pierde la dimensión vertical y cambia el perfil facial. Los labios tienen menos soporte y se ven menos, se pierde el grosor de los labios.
  2. Al perder los dientes se produce una disminución de la fuerza y de la eficiencia masticatoria.
  3. Como cambia la posición del maxilar superior y mandíbula, hay una predisposición a que aparezcan problemas articulares de la articulación temporomandibular y musculares de la masticación.
  4. Aparecen problemas asociados al uso de prótesis completas removibles: estomatitis, queilitis angulares, candidiasis oral, úlceras e hiperplasias.

El edentulismo tiene repercusiones en la vida social y las actividades del día a día. Los pacientes edéntulos pueden sentir vergüenza al hablar, sonreír o comer delante de otras personas, lo que puede llevarlos a situaciones de soledad.

implantes palatinizados

Rellena el formulario de contacto si necesitas pedir cita en nuestra clínica dental en Valencia:


    Tras la extracción de los dientes se atrofia el hueso maxilar, en primer lugar se pierde la anchura del hueso del proceso alveolar, donde están anclados los dientes. A los procesos alveolares estrechos, los denominamos maxilares con grado de atrofia de clase IV, donde hay suficiente altura ósea pero insuficiente anchura, por lo que la colocación de implantes dentales completamente rodeados de hueso es complicada.

    implantes en atrofias oseas

    La atrofia ósea maxilar se suele clasificar según Cawood JI, Howell RA.  A classification of the edentulous jaws. Int J Oral Maxillofac Surg, 1988; 17: 232-236

    implantes palatinizados 1

    Para resolver o sortear esta situación se han propuesto numerosas técnicas quirúrgicas. Estos métodos para rehabilitar con implantes a los pacientes atróficos se pueden clasificar en técnicas de injerto óseo, es decir, regeneración ósea guiada o injertos en bloque. Los injertos en bloque siempre son difíciles de realizar, tienen en primer lugar efectos secundarios como inflamación y dolor para el paciente, y la posibilidad de complicaciones, la más frecuente de ellas es la infección entre el 10 y el 20% de los casos tratados con injertos, facilitado por el consumo de tabaco y una mala higiene oral. Debido a estas causas se ha modificado del protocolo de inserción del implante evitando el injerto óseo mediante el uso de áreas de hueso residual (es decir, implantes palatinizados, implantes cigomáticos, implantes pterigoideos, e implantes angulados).
    Según Cawood y Howell, el grado de atrofia de los maxilares se podría clasificar en seis grados. Según Bedrossian en casos con atrofia maxilar para rehabilitar pacientes edéntulos completos con prótesis completas de arco completo necesitamos anclaje en
    al menos 2 de las 3 zonas (incisivos-caninos, premolares y molares), y podemos usar cantilevers (con limitaciones).

    En los casos de edentulismo completo con atrofias horizontales del proceso alveolar, en maxilar superior atrófico clase IV, dispondremos de hueso suficiente en altura para colocar un mínimo de 4 a 6 implantes distribuidos en zonas zonas I,II y III.

    La estabilidad primaria durante la colocación del implante está más influenciada por el espesor del hueso vestibular que por la longitud del implante. La reabsorción o pérdida de la cortical vestibular puede afectar la estabilidad del tejido blando periimplantario y la tasa de supervivencia del implante. En las atrofias de grado 4 podemos utilizar implantes colocados en posición palatina pueden ser una alternativa viable para la rehabilitación del maxilar atrofiado. Estos procedimientos nos permiten colocar dientes estéticos y bonitos, en pacientes con importantes atrofias de los maxilares.

    paciente desdentado total con atrofia severa

    El porcentaje de éxito es ligeramente menor para los implantes dentales situados en hueso injertado en comparación con los colocados en hueso nativo. Por lo cual, si podemos aprovechar el hueso del paciente, para que nos dé estabilidad al implante tendremos más posibilidades de éxito.
    Realizamos un trabajo y encontramos que el porcentaje de éxito fue ligeramente menor para los implantes dentales situados en hueso injertado en comparación con los colocados en hueso nativo. (Aloy-Prósper A, Peñarrocha-Oltra D, Peñarrocha-Diago MA, Peñarrocha-Diago M. The outcome of intraoral onlay block bone grafts on alveolar ridge augmentations: a systematic review. Med Oral Patol Oral Cir Bucal. 2015 Mar 1;20(2))

    Según el protocolo original de Brånemark, los implantes dentales deben colocarse en posición vertical, centrados en la cresta ósea y completamente rodeados de hueso, lo ideal es que tengan 2 mm de hueso rodeando todas las partes del implante. Esta posición solo se puede lograr en maxilares con suficiente altura y anchura ósea (la anchura debe ser mínimo ideal de 8 mm porque el implante suele tener 4 mm).
    Una alternativa al injerto óseo en maxilares con cresta residual estrecha (ancho < 4 mm) es la inserción de implantes en posición palatina. Esta modificación permite tener 2 mm de hueso bucal incluso en crestas atróficas, mientras que de 2 a 5 espiras del implante se dejan expuestos y se cubren con injerto óseo particulado.

    La técnica de los implantes palatinizados ideal sería: anclaje apical en la cortical palatina, quedando espiras expuestas por palatino y posteriormente realizando una regeneración ósea simultánea por palatino.

    💬 ¿Necesitas ayuda?