PERIIMPLANTITIS

La periimplantitis es una de las enfermedades periimplatarias que consiste en un proceso inflamatorio severo que afecta los tejidos que rodean el implante con pérdida del hueso de soporte del implante.

Se trata de la segunda fase de la enfermedad peri-implantaria. En su primera fase, es decir, cuando solo afecta los tejidos blandos, es denominada mucositis. Pasa a ser periimplantitis cuando no se trata a tiempo y comienza a afectar el soporte óseo del implante, llegando a ocasionar la pérdida del implante.

Causas de la periimplantitis

Su aparición se debe, principalmente, por la acumulación de placa bacteriana alrededor del implante por una higiene oral deficiente. También existen factores de riesgo importantes que pueden contribuyen a la patología, como el tabaquismo, preexistencia de enfermedades periodontales, diseños de la prótesis sobre implantes inadecuados, la sobrecarga masticatoria o el tipo de superficie del implante.

enfermedad periimplantitis

Contacta con nosotros.

Rellena el formulario de contacto si necesita pedir cita en nuestra clínica dental en Valencia:

*Campos obligatorios de rellenar

Diagnóstico: signos y síntomas

Sus signos son parecidos a la periodontitis: sangrado y enrojecimiento de la encía, en ocasiones supuraicón, y pérdida ósea apreciable en las radiografías. El dentista utiliza los mismos métodos para la evaluación, diagnóstico y seguimiento de esta enfermedad en implantes, que los utilizados en la periodontitis. Sin embargo, es importante saber que la progresión de la infección en los implantes dentales es más rápida y agresiva que en los dientes, ya que estos tienen mecanismos de defensa que desgraciadamente los implantes no tienen.

En cuanto a los síntomas, es frecuente que el paciente no note nada y la enfermedad pase desapercibida hasta que la detecta el dentista o higienista. Sin embargo, no por ello debe relajarse el paciente. La periimplantitis no siempre implica la pérdida del implante, pero si lo pone en riesgo, y es vital la detección de la enfermedad lo antes posible, ya que el tratamiento precoz es el método más eficaz para intentar frenar su progresión.

Prevención

Como hemos comentado, la infección en los implantes es más agresiva que en los dientes. Por eso un paciente con implantes debe tener incluso mejor higiene y realizar visitas de control y mantenimiento más frecuentes que un paciente regular.

Reducir los factores de riesgo, empezando por tener una higiene oral exquisita y por evitar el tabaco, será fundamental para prevenir una enfermedad que es difícil de tratar.

También es importante cómo se realiza la cirugía de implantes, el diseño de la prótesis sobre implantes y los materiales que se utilizan. Por eso el paciente debe valorar muy bien en manos de qué dentistas va a poner su salud oral.

En IDIM estamos muy implicados en la prevención de las enfermedades periimplantarias, por eso te el siguiente artículo: Cómo prevenir la periimplantitis

Tratamiento

El objetivo del tratamiento contra la periimplantitis es frenar la progresión de la enfermedad y, en algunos casos, intentar recuperar parte del soporte perdido.

El tratamiento de la periimplantitis no es sencillo y requiere una importante implicación por parte del paciente. En la actualidad, es posible salvar la mayoría de los implantes con un buen tratamiento, pues hace algunos años, el único tratamiento para esta patología era la extracción.

El tipo de tratamiento de la enfermedad dependerá del grado de avance que presenta el paciente:

  • El primer paso en todos los casos será detectar los posibles factores de riesgo que están contribuyendo a la enfermedad y corregir los que sea posible: eliminación del tabaco, corrección de diseños de prótesis inadecuados, mejora de las técnicas de higiene oral, etc.
  • El segundo paso es la limpieza no quirúrgica del implante y de la mucosa periimplantaria. Se llama tratamiento no quirúrgico, y consiste en la limpieza con curetas y ultrasonidos (igual que la periodontitis) con el paciente anestesiado con anestesia local.
  • En la mayoría de los casos será necesario pasar a la tercera fase que es la cirugía. Dependiendo de la gravedad y del tipo de defecto que la enfermedad ha creado en el hueso de alrededor del implante, se puede aplicar un tratamiento regenerativo de los defectos óseos o un tratamiento resectivo, que tiene como objetivo facilitar la limpieza de la zona y frenar la progresión.

En los casos de regeneración, el tratamiento quirúrgico se combina el uso de antibióticos.

  • La última fase, y sin duda la más importante, es el mantenimiento. Después de la cirugía el paciente debe acudir a sesiones de control y de limpieza de los implantes. Si no se mantiene muy limpio, el implante que ya se ha visto afectado de periimplantitis, volverá a recaer en la enfermedad en un tiempo relativamente corto.

En nuestra clínica odongológica en Valencia somos especialistas en prevenir y solucionar posibles complicaciones derivadas de la implantología dental. ¡Ponte en manos de auténticos especialistas, ponte en nuestras manos!.