En Implantes dentales

Desde nuestra clínica odontológica en Valencia, queremos hablarte de qué es y cómo prevenir la periimplantitis en los pacientes a los que se les han colocado implantes dentales.

Qué es y cómo prevenir la periimplantitis

La periimpantitis es un tipo de infección causada por bacterias a la que se exponen los pacientes con implantes dentales. Estudios recientes han arrojado que al menos uno de cada cinco pacientes a los que se les colocaron implantes padecen de periimplantitis al cabo de 10 años. Además, los especialistas saben que por el momento el tratamiento de esta patología es complejo y poco predecible, y la enfermedad puede terminar con la pérdida de los implantes afectados. Por estas razones es fundamental prevenir la periimplantitis antes de que aparezca.
Hay dos actores igualmente importantes a la hora de prevenir las complicaciones de los implantes dentales: el primero es el profesional que realiza el tratamiento y el segundo es el paciente que lo recibe.
Es responsabilidad del profesional evaluar meticulósamente al paciente, tanto sus condiciones de salud general como sus condiciones locales a nivel de la boca y especialmente de la zona dónde se van a colocar los implantes. A nivel de salud general, el paciente deberá considerar la existencia de patologías sistémicas como la diabetes o la osteoporosis, y a nivel local tendrá que contemplar múltiples factores como la presencia de infecciones, la disponibilidad ósea y de encía, el estado de los dientes vecinos, etc.
También es responsabilidad del profesional elegir un sistema de implantes de calidad, formarse adecuadamente y de forma contínua en los avances de la implantología, realizar las intervenciones quirúrgicas con la máxima asepsia y esterilidad y controlar que las prótesis sobre implantes sean perfectamente higienizables. Por todo ello es muy importante que el paciente sepa elegir al profesional que le realizará el tratamiento. El paciente no debe basar su decisión en el marketing y la publicidad, sino valorando al profesional a partir de su formación especializada y su experiencia en el campo de la implantología.
En cuanto al paciente, éste debe conocer que los factores de riesgo más comunes para la periimplantitis son la mala higiene oral, el tabaquismo y el historial de enfermedades periodontales.

Para evitar el desarrollo de periimplantitis nunca deben colocarse implantes en pacientes con enfermedad periodontal no controlada, para hacerlo se debe tratar primero la enfermedad. Pero no sólo eso, sino que una vez el paciente lleva implantes, es si cabe más importante que este mantenga los cuidados necesarios para mantener controlada la enfermedad periodontal del resto de los dientes. De ese modo es posible mantener también a raya la periimplantitis.
Para conseguir esto los pacientes con implantes oseointegrados deben seguir un protocolo dirigido a mantener la salud periimplantaria.
En este sentido, el protocolo para prevenir la periimplantitis incluye como primera línea la higiene bucal. Es el mecanismo de defensa por excelencia para evitar infecciones periodontales y periimplantarias, sobre todo si el paciente tiene un antecedentes negativos.
Una mala higiene bucal predispone a que los implantes se infecten, por lo cual es imprescindible que el especialista imparta las instrucciones correctas para mantener los implantes dentales limpios y libres de la placa bacteriana. Para poder lograr una higiene adecuada de los implantes el paciente deberá conocer y tener en cuenta la localización de las prótesis, su angulación y diseño.

Como prevenir la periimplantitis
Las herramientas para lograr una higiene efectiva también son de relevancia, por ello, se deben usar cepillos interproximales de diferentes tamaños, de acuerdo a los espacios interdentales y entre la prótesis y la encía. El cepillo deberá pasar justo rozando las paredes de la prótesis y los implantes, arrastrando la placa. Si pasa holgado no hará la labor de limpieza.
No se debe olvidar el hilo dental; para pacientes con implantes existe en el mercado uno especial llamado Super Floss. Este permite llegar a espacios muy reducidos en los que no entran los cepillos.
Debemos recordar que será el especialista quien diseñe un proceso de higiene personalizado de acuerdo al caso de cada paciente. Cuanto más difíciles sean las zonas donde se encuentran los implantes, más difícil será higienizarlas y por ende el riesgo de periimplantitis es mayor.
Otro factor muy importante y en manos del paciente es evitar el tabaquismo. Fumar es uno de los factores de riesgos que más influyen en un mayor riesgo de infecciones periodontales y periimplantarias, así que es básico dejar de fumar.
Aunque el paciente cumpla a pie de la letra todas las recomendaciones de higienización, deberá cumplir con un programa de visitas periódicas a nuestro especialista en implantología en Valencia. Por lo general son una cada 4 ó 6 meses para un control del tratamiento implantológico. Esto nos facilitará la detección de cualquier posible enfermedad periodontal a tiempo de ser tratada con éxito.
No se debe esperar para acudir al especialista en caso de percibir algún signo de infección en implantes dentales, como inflamación, enrojecimiento o sangrado de la encía que rodea los implantes.

Recent Posts

Dejar comentario