En Blog

Desde IDIM clínica dental Valencia queremos hablarte de una dolencia un tanto desconocida y que, a pesar de ser inofensiva, puede llegar a ser desagradable a la vista y causar cierto dolor o sensación de ardor. Esta dolencia es la lengua geográfica, y, hoy, te contamos qué es.

Síntomas y causas de la lengua geográfica

Los síntomas de la lengua geográfica suelen comprender las manchas o lesiones lisas y rojas, de forma irregular y, generalmente, en la parte superior de la lengua. Estas manchas pueden sufrir cambios en la ubicación, en el tamaño y en la forma y pueden provocar dolor, molestia o ardor.

Generalmente, son estos los síntomas que se emplean para diagnosticar la lengua geográfica. Por tanto, si crees que la estás padeciendo porque cumples con esos criterios, deberías acudir a tu dentista tan pronto como sea posible.

En cuanto a las causas, lo cierto es que se desconocen por completo y, por lo tanto, no hay forma de prevenir la enfermedad. Se cree que puede haber un vínculo entre lengua geográfica y psoriasis y entre la lengua geográfica y el liquen plano, pero no está confirmado.

Más allá de lo dicho anteriormente, lo cierto es que la lengua geográfica no reviste grandes problemas para quien la padece. Puede resultar algo incómoda y antiestética, pero es raro que devenga en algo más grave.

¿Cómo se diagnostica y cuánto dura la lengua geográfica?

El diagnóstico de la lengua geográfica se lleva a cabo comprobando si se cumplen con los síntomas descritos en el apartado anterior. Generalmente, cuando el paciente llega a la consulta creyendo que tiene lengua geográfica, es porque la tiene, porque son síntomas bastante claros y difíciles de confundir.

En cuanto a la duración de la lengua geográfica, es variable y, muy a menudo, las manchas aparecen y desaparecen (en ocasiones, dejando un lapso de tiempo de normalidad entre medias, de duración variable). Por lo general, no tardan más de diez días en desaparecer.

¿Existe tratamiento para la lengua geográfica?

tratamiento lengua geografica

En cuanto al tratamiento de la lengua geográfica, lo cierto es que, por lo general, no es necesario. Puesto que son manchas que desaparecen por sí mismas al cabo de un tiempo, generalmente es suficiente con recetar analgésicos para superar la sensación de escozor.

En algunos otros casos, pueden recetarse algunos enjuagues bucales con ácido hialurónico o con anestésico, pero rara vez llega a ser necesario. Como dijimos, se trata de una dolencia que, aunque puede resultar molesta, no reviste una gran peligrosidad.

¿Se puede prevenir la lengua geográfica?

Lo cierto es que, puesto que se desconocen las causas de la lengua geográfica, no es fácil plantear un estilo de vida o prácticas que sirvan para prevenir su aparición.

Evidentemente, contar con una buena higiene bucal siempre será positivo, puesto que ayudará a equilibrar las bacterias que tenemos en la boca. Pero no es seguro que, con una buena salud bucal, sea suficiente para evitar la aparición de la lengua geográfica.

Además, puede ser recomendable no tomar cítricos o comidas muy condimentadas o picantes, puesto que éstas son bastante irritantes y podrían contribuir a la aparición de la lengua geográfica.

No obstante, más allá de estos consejos generales, no hay ninguno que garantice que la lengua geográfica no vaya a aparecer.

Como has podido observar, la lengua geográfica puede ser un problema molesto y antiestético. Es por ello que, a pesar de no revestir mucha más gravedad, conviene tratarla cuanto antes. Y, por supuesto, en IDIM clínica dental podemos hacerlo.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

Dejar comentario