En Higiene bucal

Desde nuestra clínica dental en Valencia, queremos hablarte de cómo eliminar el sarro de los dientes. Y es que, sin duda alguna, esta es una de las principales preocupaciones y de los principales problemas que vemos en nuestra clínica dental. Así que… ¡Vamos allá!

¿Qué es el sarro y qué complicaciones puede ocasionar?

En la boca tenemos multitud de bacterias que están ahí viviendo y haciendo su trabajo. Estas bacterias, en general, son positivas y beneficiosas para nosotros, pero, si no cuidamos bien nuestra boca, pueden dejar de serlo y dañarnos.

Las bacterias viven en comunidades, de multitud de especies, que cuando no eliminamos de manera constante con el cepillado y una adecuada higiene interdental, se organizan en lo que se conoce como placa bacteriana.

Si pasa el tiempo y seguimos sin eliminar correctamente la placa bacteriana, sobre esta placa se depositan minerales y se endurece. A esta placa bacteriana endurecida es a lo que llamamos sarro.

Una vez aparece el sarro, las bacterias encuentran un lugar más cómodo al que adherirse y donde crecer, y esto favorece que aparezcan y progresen las enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis). Inicialmente el sarro se forma sobre los dientes, pero tras un poco más de tiempo también se forma bajo las encías, provocando la irritación de los tejidos gingivales. Es entonces cuando es más dañino.

Por tanto, el sarro es muy perjudicial para la salud si no se elimina a tiempo. En cuanto detectamos sarro sobre nuestros dientes o entre nuestros dientes, es momento de eliminarlo, antes de que siga causando estragos en nuestras encías y en el hueso que soporta los dientes.

Aunque, no constituye únicamente un problema de salud, sino que también puede ser un problema estético.

Y es que, puesto que el sarro es un material más poroso que el diente, es normal que absorba con mayor facilidad las manchas. Así que, si fumas, bebes café o té o te gusta el vino, es mucho más probable que tus dientes pierdan su color blanco.

¿Cómo quitar el sarro de los dientes?

como quitar el sarro de los dientes

A pesar de que existen varios trucos mágicos para eliminar el sarro circulando por internet, lo cierto es que, una vez que se ha establecido el sarro, es imposible retirarlo si no es con ayuda profesional en la clínica dental.

De hecho, es imposible conseguir que no aparezca sarro acumulado, y esa es la razón de que las limpiezas periódicas en el dentista sean tan importantes.

Acudir al dentista cada 6 meses

Todas las personas acumulamos sarro, algunas más deprisa y otras más despacio. Por eso cada uno tiene que acudir a la clínica dental con una frecuencia individualizada. Habrá quien tras 3 meses de una limpieza en el dentista ya tenga sarro, y quien tras 12 meses todavía no se vea el sarro.

Lo más frecuente es que sea necesario acudir al dentista cada 6 meses para que haga una limpieza completa y en profundidad. Algunos pacientes, con muy buena habilidad y motivación para cepillarse, y sin susceptibilidad para desarrollar enfermedades de las encías ni caries, pueden hacerse las limpiezas profesionales 1 vez al año.

Limpieza con ultrasonidos

La limpieza profesional se hace con ultrasonidos, que, mediante la vibración que provoca, puede hacer que el sarro se desprenda de los dientes. Con ello, se consigue una limpieza mucho más profunda de la que se podría conseguir con la simple limpieza mecánica que da un cepillo de dientes (independientemente de que sea manual o eléctrico).

Raspados

Además, cuando el sarro ya se ha acumulado bajo las encías y está causando una enfermedad periodontal, el dentista puede considerar necesario realizar raspados además de la limpieza con ultrasonidos. El raspado de los dientes es una limpieza manual exhaustiva, que se realiza tras anestesiar al paciente, para limpiar por debajo de sus encías.

¿Cómo prevenir el sarro en tus dientes?

Prevenir totalmente la aparición de sarro en los dientes es prácticamente imposible. Lo que sí es fácil es reducir el ritmo al cual se acumula el sarro sobre tus dientes. Lo único que hay que hacer es cepillarse correctamente tres veces al día durante, como mínimo, tres minutos, por todas las caras de los dientes.

También es importante utilizar el hilo dental o los cepillos interdentales (esto dependerá de la separación entre tus dientes), porque el cepillo de dientes no llega a todos los recovecos y cualquier pequeña zona inaccesible que tenga sarro puede acabar siendo un problema. La seda dental y los cepillos interdentales llegan donde no se llega con el cepillo de dientes.

Como puedes ver, con estos consejos acerca de cómo eliminar el sarro de los dientes, no volverás a tener problemas al respecto. Y es que, una boca sin sarro, es una boca sana y con una apariencia mucho más atractiva.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

Recursos científicos consultados:

Higiene Dental Personal Diaria. Escrito por Vicente Laserna Santos

La placa bacteriana: conceptos básicos para el higienista bucodental. Poyato Ferrera, Manuel María. Segura Egea, Juan José. Ríos-Santos, J.V. Bullon, Pedro

Dejar comentario