En Blog

Desde nuestra clínica dental en Valencia, buscamos prevenir y dar solución a las enfermedades de los dientes y de la boca más comunes. Resulta crucial tanto mantener una correcta higiene dental como acudir al odontólogo para revisiones cada 6 a 12 meses o cuando se siente algo fuera de lo normal. De esa forma será posible un diagnóstico y un tratamiento temprano, que permitirá reducir los efectos perjudiciales de estas enfermedades.

Las enfermedades dentales y bucales más habituales

Las enfermedades dentales más habituales son: la caries, la periodontitis, halitotis, bruxismo y cáncer de boca. A continuación podrás leer de una manera más detallada cada una de las enfermedades bucales que más problemas ocasionan a la mayoría de nuestros pacientes.

1. Caries

La caries es una enfermedad infecciosa causada por bacterias que producen ácidos al digerir azucares que obtienen de restos de alimentos que no se han limpiado correctamente. Estos ácidos disuelven los minerales que forman los dientes. Es la más común, y suele ocasionar dolores agudos cuando se hacen profundas, pudiendo llegar a afectar al nervio y causar la necrosis del diente, en cuyo caso puede perderse. La forma más efectiva de prevenirla es con una correcta higiene. También ayuda llevar una dieta poco cariogénica (con poco azúcar), especialmente en pacientes que no se limpian correctamente (ancianos, niños, etc.).

Enfermedad de caries

El tratamiento una vez se produce la enfermedad dependerá del grado de afectación del diente. Lo más frecuente y deseable será recurrir a una obturación o “empaste”. Antiguamente se usaba para este tratamiento amalgama de plata, pero este material, por su baja estética y su posible asociación a problemas de salud como el Alzheimer, está en desuso. Hoy la mayoría de obturaciones se realizan con resinas compuestas (o composites dentales) que imitan perfectamente el color del diente.

Cuando la caries es muy extensa y afecta al nervio puede que la única solución para salvarlo sea realizar una endodoncia. Esto se conoce comúnmente como “matar el nervio”, y consiste en vaciar y limpiar por dentro la cavidad pulpar – donde están los vasos sanguíneos y nervios que dan la vitalidad al diente – y rellenarla después con un material que no deje espacio para que se reproduzcan las bacterias.

Por último, en los casos más graves, cuando la caries es tan extensa que no queda suficiente diente para reconstruirlo con seguridad, la única solución será extraerlo y sustituirlo con un implante dental, un puente fijo sobre dientes o una prótesis dental.

2. PeriodontitisEnfermedad de periodontitis

Esta enfermedad es prácticamente tan frecuente o más que la caries, la periodontitis es en cambio mucho menos conocida entre la población. Se trata también de una enfermedad infecciosa, aunque las bacterias que la causan son diferentes de las que causan la caries. En este caso las bacterias causan una inflamación de las encías,que da lugar a la pérdida del hueso que soporta a los dientes. Sin un tratamiento adecuado esta pérdida ósea avanza hasta causar la pérdida de los dientes. Además, al haberse perdido el hueso, la posterior colocación de implantes para reponer la dentadura será más complicada. Por todo ello es fundamental un correcto diagnóstico y tratamiento, denominado periodoncia.

El tratamiento consistirá en limpiar en profundidad el cálculo (o sarro) acumulado debajo de las encías. Esto se consigue por medio de raspados y alisados de la raíz del diente y, en los casos más graves, recurriendo a la cirugía periodontal. Sin embargo, todavía más importante que el diagnóstico y el tratamiento, es el mantenimiento posterior. La enfermedad periodontal es una enfermedad crónica que si no se trata periódicamente recidiva: esto quiere decir que regresa la inflamación de las encías y la pérdida de hueso. Si el paciente acude a sus revisiones y mantenimientos las encías siempre estarán sanas y la enfermedad no progresará. Contamos con una de las mejores periodoncistas de Valencia en nuestro equipo.

Puede que también te interese el siguiente artículo: ¿Qué es la gingivitis?

Enfermedad del mal aliento

3. Halitosis

Comúnmente conocida como mal aliento, tiene con frecuencia su origen en la boca por lo que debe ser evaluada por un odontólogo en Valencia especialista. Principalmente es consecuencia de una mala higiene bucal asociada a infecciones en forma de caries extensas o de enfermedad periodontal activa. El consumo habitual de tabaco también pueden influir.

La solución pasa por identificar la causa y después tratar el problema según corresponda. Es decir, mejorar los hábitos de higiene y tratar las posibles infecciones. Si una vez eliminados todos los posibles focos causantes de mal olor en la boca la halitosis persiste, el siguiente paso será la evaluación por un médico especialista en el sistema digestivo ya que en algunas ocasiones la halitosis procede de partes más profundas del aparato digestivo como el estómago o el intestino.

4. Bruxismo o apretamiento

Aunque su causa no se conoce perfectamente, el bruxismo o apretamiento se asocia con una somatización del estrés de la persona. Debido a que el día a día de muchas personas es cada vez más estresante esta patología es probablemente la que más crece de las enfermedades bucales y dentales de la lista. Consiste en el hábito nocivo de apretar los dientes durante períodos prolongados, ya sea de día o de noche, siendo esto segundo más habitual ya que el paciente lo hace de forma inconsciente. El paciente puede despertarse con la musculatura masticatoria o con dolor de cabeza, aunque en otros casos puede no notar nada.

Los efectos en la dentición son desastrosos en un medio o largo plazo:

  • los dientes se abrasionan, perdiéndose la capa de esmalte (el tejido más duro que recubre los dientes). Al exponerse la dentina la progresión se acelera, ya que ésta es más blanda que el esmalte, y el paciente llega a tener mucha sensibilidad al quedar la pulpa (donde se encuentra el nervio del diente) muy cerca de la superficie. Cuando esto ocurre la única solución es endodonciar los dientes que molestan, que con el tiempo es probable que acaben fracturándose y teniendo que ser extraídos.
  • otro efecto de los desgastes causados por el bruxismo es la pérdida de dimensión vertical. Al perderse altura dentaria el paciente muerde más profundamente, pudiendo dar lugar a una estética facial más envejecida e incluso a dolores en la articulación temporomandibular que se ve forzada.

El bruxismo

Esta enfermedad no puede ser eliminada completamente, salvo que el paciente tenga la posibilidad de pasar a llevar una vida más tranquila. Esto no es posible casi en ningún caso, por lo que la actitud debe ser la de poner barreras que limiten la destrucción dentaria. En primer lugar se aconseja que el paciente utilice una férula de acrílico para dormir, y también de día en caso de que el paciente note que aprieta durante el día y si su actividad le permita utilizarla. La férula dental se interpone entre los dientes superiores e inferiores como un amortiguador, desgastándose en lugar de que erosionen los dientes. Será normal que haya que cambiar la férula cada cierto tiempo ya que se desgasta y llega a perforarse.

Cuando el paciente presenta desgastes importantes la solución va a ser restaurar el tejido dentario por medio de prótesis, ya sean coronas o incrustaciones. Esto va a permitir proteger los dientes para reducir o eliminar la sensibilidad y devolver al paciente la dimensión vertical y la estética facial. Los pacientes bruxistas no dejan de serlo por lo que tienen que entender que si han destruido sus propios dientes es muy posible que las prótesis que se les coloquen también sufran desgastes y fracturas. Para limitar esto es todavía más importante si cabe utilizar una férula. Y sobre todo comprender que tendrá que sustituir las prótesis por unas nuevas cuando sea necesario. ¿Con cuánta frecuencia? Esto dependerá de su ritmo de desgaste, que estará asociado a su nivel de estrés y a su grado de cumplimiento con la férula.

En nuestra clínica ofrecemos un tratamiento avanzado llamado Técnica Vailati o técnica de los 3 pasos para la rehabilitación oral o de pacientes con bruxismo.

Puede que también te interese el siguiente artículo: ¿Cómo reducir el miedo al dentista?

5. Cáncer bucal

Cáncer bucal

El cáncer bucal es sin lugar a duda la más grave de la lista. Existen diversos tipos de cáncer en la boca, ya sea en las encías y mucosas o en los huesos. Los más frecuentes se producen en los tejidos blandos y están asociados a la presencia de traumas constantes como el roce de una prótesis, la mala higiene o el fumar. Para reducir el riesgo deben eliminarse estos factores de riesgo.

Es relativamente complicada de identificar, al menos rápidamente. Cualquier llaga, úlcera o inflamación prolongada puede constituir un síntoma. Es importante que el paciente acuda a sus revisiones en el odontólogo para que éste pueda revisar las mucosas, encías y también los huesos en radiografías. Un diagnóstico temprano va a ser crucial para un tratamiento exitoso.

 

Showing 2 comments
  • LUIS
    Responder

    me duele hace mas de un mes y me quitaron una raiz y una muela de arriba, pero sigue el dolor.

    • Clínica IDIM
      Responder

      Hola Luis.
      Una extracción dental suele doler únicamente si involucra cirugía o si se infecta. La mayor parte de los dolores importantes tras una extracción se deben a una complicación llamada “alveolitis”, que remite espontáneamente en unos 10 días. Por lo tanto, lo que comentas no entra dentro de lo que es habitual, y ningún dentista te podrá ayudar sin verte en persona, explorarte y hacerte una radiografía.
      Nuestro consejo ante cualquier dolor en la boca siempre es acudir a una clínica dental de confianza. Nosotros estaremos encantados de ayudarte en nuestra clínica dental en Valencia.
      Saludos cordiales.

Dejar comentario