En Implantes dentales

Desde nuestra clínica dental en Valencia empatizamos con los problemas sufridos por personas con ausencia de dientes, como son las dificultades al masticar y un descenso en la autoestima, todo ello solucionable realizando un adecuado tratamiento del desdentado.

Opciones clásicas del tratamiento del desdentado

Para tratar el problema del desdentado, se debe conocer que existen diferentes maneras de solucionarlo. En general hay tres opciones: no tratarse, introducir una dentadura completa removible y un tratamiento con implantes dentales.

El no tratamiento no es una opción recomendable porque condena al paciente a una vida con muchas limitaciones para la actividad social y sobre todo para la correcta nutrición. La dentición es el primer escalón del proceso digestivo, y la falta de todos los dientes conlleva déficits nutricionales que afectan a la salud general del paciente. ¡Comer bien nos hace felices y nos alarga la vida!

La segunda opción, la dentadura completa removible, es el tratamiento clásico para resolver el problema del desdentado.  Consiste en una prótesis de resina que se apoya en las encías y en el paladar para reponer los dientes y tejidos perdidos. Esta opción puede, si el paciente tiene un reborde retentivo, funcionar de forma adecuada durante algún tiempo. Es preferible a no hacer nada, pero tampoco proporciona al paciente una capacidad masticatoria completa, por lo que es una solución no ideal. Además, en la mayoría de los pacientes con el tiempo se produce una reabsorción del reborde óseo y la estabilidad de la dentadura empeora. Esto puede dar lugar a la aparición de llagas por rozaduras y hace más difícil la masticación. En algunos casos incluso la prótesis se sale del sitio de forma espontánea, irritando al paciente cuando esto ocurre delante de otras personas.

Implantes en el desdentado total

El “gold standard” en el tratamiento del paciente al que le faltan todos los dientes superiores y/o inferiores hoy en día es el tratamiento con implantes dentales.

Las ventajas de un tratamiento con implantes son, básicamente, que proporcionan un apoyo a los nuevos dientes, aumentando la capacidad masticatoria y la comodidad.

Una vez tomada la decisión de emplear los implantes, es importante saber que existen diferentes alternativas. En algunas ocasiones el paciente podrá elegir entre dos o más opciones, pero en otras es posible que por sus limitaciones anatómicas tenga que ceñirse a la opción que le recomiende el profesional. En cualquier caso, lo importante es encontrar una clínica dental con expertos en implantes dentales en los que se confíe y dejarse asesorar.

A la hora de decidir qué tipo de tratamiento sobre implantes es el más adecuado para cada caso el profesional evalúa una serie de factores como el soporte labial, la pérdida de volumen óseo y de encía, las expectativas estéticas y funcionales del paciente, la capacidad y colaboración del paciente para mantener limpios los implantes y las prótesis y, por supuesto, el coste del tratamiento.

El número de implantes varía desde 2 hasta 8 por arcada y depende del tipo de prótesis que se vaya a utilizar para rehabilitar al paciente sin dientes.

  • La primera de ellas es una sobredentadura, que es una prótesis dental removible que cubre y se apoya en múltiples implantes. Es similar a la dentadura tradicional, pero por medio de unos anclajes la prótesis es mucho más estable y se puede hacer de menor tamaño sin que cubra el paladar. Este tipo de prótesis se puede realizar sobre 2 a 4 implantes en la mandíbula (el número dependerá de las características del paciente) y sobre 4 implantes en el maxilar superior. Las sobredentaduras sobre implantes son más cómodas y eficientes que las dentaduras, aunque tienen cierta movilidad. Están indicadas especialmente en pacientes que ya tienen experiencia llevando prótesis de quitar y poner (dentaduras o esqueléticos), y cuando el paciente ha perdido parte del hueso ya que la resina de estas prótesis repone parte de la encía y el hueso ausente.
  • La segunda opción es la prótesis híbrida. Es una prótesis fija formada por dientes de resina sobre una estructura metálica interna que se conecta a 4 a 6 implantes dentales. Un tipo particular de prótesis híbrida es la que se realiza sobre 4 implantes, con 2 de ellos inclinados, que se conoce como All-on-four o All-on-4. Este tipo de tratamiento es muy efectivo cuando está correctamente indicado, pero tiene limitaciones como que su mantenimiento por parte del paciente debe ser meticuloso si no se quiere tener problemas. Son prótesis muy estables y que reponen tanto dientes como encía y hueso, por lo que se deben de utilizar cuando el paciente ha sufrido una cierta atrofia de hueso.
  • La tercera opción y la que más se parece a los dientes naturales del paciente es la prótesis fija metal-cerámica o de zirconio-cerámica. Esta prótesis es la alternativa ideal cuando los daños en la boca no son muchos, es decir, cuando el volumen de hueso y encía que hay que reemplazar es escaso o nada. Este tipo de prótesis se realizan sobre 6 a 8 implantes, dependiendo del caso. Por ejemplo es probable que una mujer pequeña pueda tratarse perfectamente con 6 implantes, pero un hombre grande es probable que necesite 8 implantes.

Tratamiendo del desdentado

En resumen, en la actualidad los pacientes desdentados, tradicionalmente inválidos orales, tienen múltiples alternativas por medio de los implantes dentales para poder recuperar una sonrisa bonita y una capacidad masticatoria que les permita estar sanos y disfrutar de la comida y de las relaciones sociales. Las opciones son múltiples y van surgiendo nuevas, pero no todas sirven para todos los pacientes, por lo que conviene encontrar una clínica dental con experiencia en implantes dentales de confianza y dejarse asesorar por profesionales que estén constantemente actualizados en estos temas.

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras continuar leyendo sobre:

 

 

Recent Posts

Dejar comentario