Tratamiento de Ortodoncia Invisible - Tipos
 En Ortodoncia

Cada vez son más las personas que desean lograr una boca perfecta sin tener que renunciar a la estética; desde nuestra clínica dental en Valencia, ofrecemos las más novedosas alternativas para un tratamiento de ortodoncia invisible.

Alternativas para un tratamiento de ortodoncia invisible

La creciente demanda de ortodoncia en segmentos de edad adulta ha puesto de manifiesto nuevas exigencias estéticas. Es por eso que los brackets invisibles se están popularizando como alternativa a la hora de someterse a un tratamiento de ortodoncia.

La correcta posición de los dientes ya no es sinónimo de tener que lucir durante muchos meses una sonrisa metálica; ahora, el uso de sistemas “invisibles” para lograr una boca perfecta permite hacerlo sin renunciar a la estética.

Los brackets invisibles por excelencia son los brackets linguales, que se colocan en la cara interna de los dientes y, a simple vista, son totalmente imperceptibles.

La particularidad de algunos brackets invisibles linguales es que tanto los brackets como los arcos utilizados durante el tratamiento, están fabricados a medida para cada paciente, logrando una implementación perfecta.

Sin embargo, conviene saber que el uso de estos brackets puede resultar molesto, al provocar rozaduras en la lengua durante las fases iniciales del tratamiento, así como mayores dificultades a la hora de conseguir una correcta higiene bucal.

El precio de este sistema es más elevado que el de unos brackets convencionales, sobre todo debido a la complejidad que supone el manejo de los brackets en la cara interna de los dientes y el mayor tiempo de clínica que requiere cada revisión.

La segunda alternativa invisible son los brackets cerámicos o de zafiro que, pese a que no son totalmente invisibles, sí se disimulan más que unos brackets metálicos, debido a que la porcelana se asemeja al color del diente.

Brackets tradicionales e invisibles

Aquellos fabricados a base de polvo de zafiro presentan un aspecto transparente, por lo que estéticamente son muy discretos. Conviene cambiar cada poco tiempo las gomas, que se tiñen muy rápido de agentes externos como el café, vino o tabaco.

Para las personas que no quieran preocuparse del cambio regular de las gomitas existe una alternativa: el uso de brackets autoligables cerámicos, cuyo gran valor diferencial es que, al no utilizar ligaduras, evitan el problema de tinción mencionado anteriormente.

Finalmente, destaca el sistema Invisalign para la alineación de los dientes de forma invisible. Esta vez se trata de un sistema que utiliza férulas transparentes para colocar los dientes, prácticamente inapreciables a simple vista.

Este novedoso sistema que, aunque no utiliza brackets, es tan efectivo como ellos, supone una de las mayores innovaciones en el sector de la ortodoncia, junto con el resto de tratamientos invisibles presentados con anterioridad.

En definitiva, son muchas las alternativas a la hora de alinearse los dientes sin recurrir a los clásicos brackets metálicos; así, un tratamiento con brackets invisibles permite lograr una sonrisa perfecta sin renunciar a la estética.

0/5 (0 Valoraciones)

Dejar comentario