Brackets Estéticos: ¿transparentes o invisibles?
 En Ortodoncia

Los brackets estéticos es una de las opciones que el cliente debe conocer antes de someterse a un tratamiento de ortodoncia,  puesto que existen numerosas alternativas para alinear sus dientes. Desde nuestra clínica dental en Valencia, se presenta todo un abanico de opciones para elegir con criterio.

Una sonrisa perfecta con un tratamiento discreto

Para aquellas personas acostumbradas a asociar un tratamiento de ortodoncia con una sonrisa metálica, resulta conveniente resaltar que, en los últimos años, los avances realizados en los brackets estéticos y tratamientos invisibles han sido numerosos.

A la hora de elegir el tratamiento para la alineación de los dientes que más convenga, hay que considerar los beneficios e inconvenientes de cada opción, teniendo en cuenta que, lo que para algunas personas es una cuestión prioritaria, para otras es superficial.

La estética dental, por ejemplo, puede ser una cuestión de segunda categoría para aquellos padres que quieran alinear los dientes de sus hijos durante la adolescencia, pero una preocupación primordial para las personas sometidas a ortodoncia en edad adulta.

Asimismo, el presupuesto también condiciona el tipo de tratamiento a solicitar, pues aquellos que son más discretos –como el Invisalign– resultan menos económicos que los tratamientos con brackets metálicos convencionales.

Sin embargo, los brackets estéticos, también conocidos como brackets transparentes o brackets invisibles, son una opción a caballo entre un tratamiento muy visible -los brackets metálicos- y uno totalmente invisible – los brackets linguales-.

Con materiales como la cerámica, zafiro o policarbonato, los brackets transparentes minimizan el impacto estético que sufre la sonrisa del paciente durante el tratamiento, debido a que el color de estos materiales imita a la perfección el natural de los dientes.

Brackets transparentes casi invisibles

Existen otras alternativas similares que buscan la discreción sin recurrir a un tratamiento lingual, como son los brackets autoligables que, al carecer de las ligaduras que lo aten a los arcos, disimulan su efecto metálico con respecto a los brackets convencionales.

Los brackets estéticos imitan el color de los dientes

Una vez vistas por encima algunas de las opciones de brackets más extendidas entre los usuarios, conviene aclarar que todos los tipos van a servir para solucionar, de forma eficaz, los problemas de alineación de los dientes.

La diferencia radica en las preferencias del cliente en cuanto a la estética, el precio y su compromiso para seguir las prescripciones médicas en cuanto a higiene y revisiones, pues un tratamiento de ortodoncia requiere cierta responsabilidad por parte del cliente.

De cara a la efectividad, los brackets metálicos, debido a la menor fricción del arco contra el bracket, permiten un alineamiento algo más rápido que los brackets cerámicos.

Sin embargo, en términos de estética, los brackets cerámicos no tienen parangón, resultando la mejor opción para los que quieran un tratamiento discreto sin comprometer de forma dolorosa su presupuesto.

Es decir, la elección del mejor tratamiento de ortodoncia no es un asunto baladí, si no que conviene contrastar las opciones disponibles para encontrar la que mejor se adecúe al cliente considerando un balance de efectividad-estética-precio.

En conclusión, debido al amplio abanico que ofrecen las clínicas de ortodoncia de toda España para elegir un tratamiento de ortodoncia, conviene conocer las ventajas e inconvenientes de los más extendidos: los brackets estéticos, metálicos y linguales.

0/5 (0 Valoraciones)

Dejar comentario