En Blog

Existen muchas razones por las que una persona puede no querer ir al dentista. No nos referimos únicamente a problemas económicos puntuales, sino también a otras razones como el miedo o la vergüenza, que impiden a los pacientes acudir a una revisión con su odontólogo. Desde nuestra clínica dental en Valencia centro, entendemos que no siempre es fácil acudir al dentista, por lo que puedes acercarte a nuestras clínicas con total tranquilidad.

Muchos pacientes relacionan acudir a la clínica dental con una sensación negativa o incluso dolorosa. Esto puede deberse a alguna mala experiencia que hayan podido vivir anteriormente. También es normal sentirse incómodo porque a veces la higiene dental no es correcta, o no se realiza con la frecuencia adecuada… Pero hay que tener presente que el dentista solo quiere ayudar a solucionar estos problemas.

Muchos pacientes tienen vergüenza de que alguien les vea los dientes torcidos, amarillos, decapitados, la ausencia de alguno de ellos, o el sarro que puede haberse acumulado con el paso del tiempo, pero nada de esto debe preocuparnos porque el odontólogo es un profesional de confianza que no nos va a juzgar y ya sabe de antemano las afecciones más comunes que se puede encontrar.

¿Por qué no hay que tener miedo de ir al dentista en Valencia?

por que no hay que tener miedo al dentista

Cuando acudas a tu clínica de confianza, el odontólogo estará preparado. En IDIM estamos acostumbrados a tratar este tipo de pacientes, así que estarás en buenas manos. Intentaremos crear un ambiente agradable para que adquieras la confianza suficiente para que nos cuentes lo que te preocupa y podamos solucionarlo.

Además, nos gusta dedicar tiempo al paciente, escucharle, no ir con prisas. Cuando una intervención es compleja, incluso podemos hacer una segunda visita para que el paciente entienda el tratamiento que debemos hacerle. Ya que, en muchas ocasiones, se trata de pacientes que han dejado su salud oral de lado como consecuencia del miedo.

Normalmente, cuanta más información reciba el paciente sobre su salud y las posibilidades de tratamiento, menor es el miedo. En esta labor no sólo es importante el odontólogo, si no también el resto de integrantes del equipo.

Acude a tus revisiones periódicamente y no solo cuando haya un problema

Es muy importante acudir al dentista y mantener una buena rutina en higiene dental. Para ello, tienes que confiar en tu odontólogo y contarle tus necesidades, tanto si es un tratamiento más estético como si no lo es. Necesitáis conoceros, para que una vez en el sillón, no sientas ningún complejo. Cuanto antes acudas a la consulta dental, más sencilla será la solución a tu problema y menos tiempo tardarás en recuperar tu salud oral.

Rutina de higiene bucodental

Cuidar bien la boca, los dientes y las encías es muy importante. Una buena rutina de higiene oral y dental puede ayudar a prevenir el mal aliento, las caries y la enfermedad de las encías. Además, ayuda a conservar los dientes a medida que envejecemos. En IDIM te recomendamos que sigas estos pasos fáciles para mantener tu higiene dental:

Cepíllate los dientes frecuentemente

Es recomendable cepillarse los dientes después de cada comida para prevenir la formación de placa.

Limita la ingesta de alimentos y bebidas azucaradas

Los dulces, refrescos y otros alimentos azucarados ayudan a sobrevivir a las bacterias que forman la placa.

Utiliza hilo dental diariamente

Los alimentos que se atascan entre tus dientes, como las patatas fritas, dulces o galletas, también pueden favorecer la aparición de caries dentales.

Protege tus dientes con un enjuague bucal

Utiliza el enjuague bucal para reforzar tu higiene.

Además de seguir estas recomendaciones de higiene oral, consulta a un profesional dos veces al año para hacerte una limpieza y comprobar que todo esté correctamente. La limpieza profesional eliminará la placa y el sarro que no puedas retirar con tus productos habituales. Y recuerda, no sientas vergüenza de ir al dentista, los profesionales de la salud oral estamos para ayudarte.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

Showing 4 comments
  • Pedro
    Responder

    Buenos días.
    Tengo 55 años y la boca literalmente destrozada, fruto de una mala experiencia. Hoy por hoy los dolores (y mil secuelas) son brutales, pero es tanto el pánico que tengo a ir a un dentista que, siendo consciente de ello, me sigo preguntando qué pasaría si yo entro de nuevo en el porcentaje de error (siempre lo hay, no existe el riesgo cero) que toda profesión conlleva.
    Perdonen por la molestia.

    • Dr David Peñarrocha Oltra
      Responder

      Estimado Pedro,

      Lamentablemente vemos a muchos pacientes en tu situación y sabemos por haber vivido con ellos la situación que no hay una solución fácil. Pero déjame decirte que por experiencia sabemos que sí que hay solución. Lo mejor para la salud, tanto bucal como general, es hacer los esfuerzos que sean necesarios para reestablecerla y luego concentrarse en mantenerse sano. Prevenir y mantener es lo que supone menos sufrimiento y también menos costes económicos. Por eso, mi consejo sincero es que busques un profesional que por su experiencia, formación y forma de ser te transmita confianza, que te estudie bien y te dé una ruta terapéutica para poner tu boca a punto. A partir de ahí, poneros juntos manos a la obra y seguid el plan. Antes de que te des cuenta tu boca habrá cambiado y tu calidad de vida también. Hemos tenido muchos pacientes así y al cabo de un año vienen con una sonrisa y sin estrés a la consulta. Pero no hay magia, hay que ponerse a trabajar. El principio es lo más duro. Para hacerlo más fácil te aconsejo que valores la opción de hacer los tratamientos más complejos bajo sedación consciente intravenosa con el control de un anestesista. Elimina el sufrimiento, con fármacos que sirven para relajar al paciente y facilitar el trabajo del profesional. Es una muy buena opción de enfrentar el problema. Una vez veas que todo marcha bien, la confianza que desarrollas en el profesional hará que ya no necesites la sedación para todo. Pero al principio sin duda ayuda. Aquí tienes más información sobre esta opción: https://idim.es/cirugia-oral/sedacion-consciente-intravenosa/

      Si vives cerca de Valencia estaremos encantados de ayudarte a salir de ese bucle de sufrimiento y a devolverte la sonrisa. Es nuestra razón de ser! Suerte.

  • ana
    Responder

    Buenas tardes, tengo 24 años y mi higiene bucal fue muy mala desde que era pequeña, hoy en día quiero corregir todo el daño dental, pero me da pena ir al dentista y no he encontrado una clinica que me brinde la confianza. ¿que puedo hacer?

    • Dr David Peñarrocha Oltra
      Responder

      Hola Ana,

      La única cosa que puedo recomendarte pensando en tu salud es que hagas el esfuerzo por vencer la resistencia a ir al dentista. Lo que siempre recomiendo es dedicar un tiempo a buscar un buen profesional, en quien poder confiar. Esto suele venir por recomendaciones de otras personas, familiares y amigos, unido a averiguar sobre la formación especializada y la experiencia de ese dentista. Una vez decidas el profesional en quien confiar, lo mejor que puedes hacer es dejarte guiar por él/ella. De esa manera irás adquiriendo confianza y te convertirás en paciente habitual de una clínica dental. Está muy claro que la forma de proceder que mejores resultados tiene para la salud y para el bolsillo, es ponerse a punto la boca y después acudir a mantenimientos de forma rutinaria 1-2 veces al año para detectar y resolver nuevos problemas dentales de manera temprana.

      Si estás cerca de Valencia (España), estaremos encantados de ayudarte en este proceso de poner tu boca a punto y de adquirir confianza en el dentista. ¡Suerte!

Dejar comentario