En Odontología conservadora

Desde nuestra clínica dental en Valencia queremos hablarte hoy de una práctica odontológica quizás poco conocida, la reendodoncia. En este artículo te explicaremos qué es y cuándo es necesario realizarla (aunque lo mejor es que vengas a vernos y nosotros te lo diremos).

¿Qué es una reendodoncia?

Una reendodoncia como su nombre indica, es un retratamiento (es decir, un segundo tratamiento tras haber realizado uno en un primer momento). Este retratamiento se realiza cuando el tratamiento de endodoncia inicial no ha funcionado correctamente.

Por tanto, el tratamiento de la reendodoncia es muy similar al de la endodoncia. Consiste en eliminar los materiales que se encuentran en el interior de los conductos radiculares de los dientes para volver a limpiarlos y desinfectarlos. Posteriormente se vuelven a rellenar, permitiendo la conservación del diente afectado en la boca.

Con ello, intentamos mantener la funcionalidad de dicho diente, sin necesidad de extraerlo y sustituirlo por una pieza artificial (el principal objetivo del tratamiento).

Pasos a seguir en una reendodoncia

Ya hemos explicado someramente cuál es el procedimiento para llevar a cabo una reendodoncia. Sin embargo, podemos añadir alguna información adicional para terminar de aclarar tus dudas.

La endodoncia y la reendodoncia son tratamientos que se realizan bajo anestesia local, por lo que no sentirás dolor alguno durante la realización de estos procedimientos.

Durante una reendodoncia se realiza una cavidad en el diente para acceder a los conductos radiculares. Después, mediante limas manuales y rotatorias, se elimina todo el material de relleno que se colocó en la primera endodoncia y se procede a rellenarlo de nuevo con un material adecuado. Finalmente se coloca un empaste provisional que se cambiará posteriormente por uno definitivo.

Tanto para realizar una endodoncia como una reendodoncia, el odontólogo necesitará realizar algunas radiografías al diente afectado y, según la anatomía del diente y la complejidad del tratamiento, puede necesitar realizarlo en varias sesiones.

Ahora bien, conviene señalar que la reendodoncia presenta un mayor índice de fracaso que la endodoncia en sí misma, por lo que, en ocasiones, el propio odontólogo puede considerar mejor opción la extracción del diente que la reendodoncia.

Es cierto que en la mayoría de los casos no se presentan complicaciones, pero para conocer todos los detalles y riesgos que conlleva el tratamiento, el odontólogo te proporcionará antes de comenzar un consentimiento informado, en el que te informará minuciosamente de todo lo que necesitas saber antes de empezar con la reendodoncia.

pasos a seguir en una reendodoncia

Casos en los que se realiza

Los casos en los que se realiza una reendodoncia pueden ser variados, pero todos tienen en común algo: la endodoncia inicial no ha cumplido con su objetivo y ha fracasado, debiendo realizarse de nuevo el tratamiento.

En ocasiones, el proceso infeccioso no termina de curar con el tratamiento inicial (la endodoncia) y es necesario volver a desinfectar los conductos para que el tejido pueda sanar y no de sintomatología al paciente.

En otros casos, la reendodoncia no es el tratamiento de elección, pero sí lo es la cirugía apical.

Como última opción siempre estará la extracción dentaria, siendo el dentista el que decida qué tratamiento es el más adecuado para el diente en cuestión.

Como puedes ver, la reendodoncia es una práctica que, aunque no se conoce demasiado, puede ser muy necesaria. Además, apenas tiene problemas relacionados y… ¡puede salvar tu diente! Por eso si tienes un diente endodonciado que te preocupa, no dudes en venir a vernos, te aconsejaremos el tratamiento que mejor se adapte a ti.

0/5 (0 Valoraciones)

Dejar comentario