Parestesia tras tratamiento de implantes dentales | Infórmate aquí
 En Implantes dentales

¿Sufres o has sufrido en algún momento de parestesia dental? Si ya has pasado por ello, sabrás sin duda lo molesto que puede llegar a ser y por qué puede producirse tras la colocación de implantes dentales. Desde nuestra clínica dental en Valencia centro, te contamos todo lo que necesitas saber sobre la parestesia tras un tratamiento de implantes dentales.

¿Por qué se produce una parestesia dental?

Antes de comprender por qué puede darse una parestesia dental, es importante conocer qué significa exactamente y qué síntomas acarrea. Concretamente, consiste en la sensación de ardor, pinchazos, hormigueo o adormecimiento de forma parcial en la piel debido a la afectación de un nervio.

Lo más probable es que aparezca tras intervenciones llevadas a cabo por el dentista cercanas al nervio afectado o presiones sobre ciertos nervios situados en la cara. También puede darse tras la intolerancia a algún medicamento o anestésico.

Así, la aparición de la parestesia dental está con frecuencia vinculada a prácticas erróneas o faltas de rigor por parte del odontólogo, tales como imprecisiones en el examen previo a un tratamiento o a la intervención, así como a errores durante la cirugía.

Si bien es cierto que hay situaciones en que la afectación del nervio ocurre incluso haciendo las cosas perfectamente, debido a que simplemente el nervio pasa justo por donde el dentista tiene que trabajar. En estas condiciones lo importante es que el dentista sea muy cuidadoso, porque entonces la afectación será temporal y al cabo de unas semanas remitirá el problema.

Por eso, una alta cualificación y una dilatada experiencia como profesional de la odontología y la implantología serán los dos factores más importantes a la hora de prevenir las causas que dan lugar a la parestesia dental.

por que se produce una parestesia dental

¿Solución a una parestesia en el nervio dentario inferior?

Aunque no suele ser muy común y constituye una complicación muy rara, lo cierto es que puede darse una parestesia en el nervio dentario inferior, normalmente tras extracciones quirúrgicas de los terceros molares inferiores o tras la colocación de implantes dentales para reponer muelas inferiores.

Así, el consejo más prudente es el de apostar por la prevención, completando el diagnóstico previo a cualquier intervención con un estudio radiográfico en 3 dimensiones (con tomografía computerizada) para evaluar con precisión la situación de los nervios y descartar factores que puedan predecir la aparición de parestesia dental.

Si a pesar de estas precauciones o consejos ya es demasiado tarde y se sufre de parestesia en el nervio dentario inferior, no hay que perder la calma, pues los síntomas suelen remitir. A pesar de que tratamientos mediante complejos de vitamina B han dado buenos resultados en algunos casos, no hay estudios que lo documenten de forma suficiente.

¿Se puede recuperar la sensibilidad en la parestesia por implante dental?

Ante todo, no hay necesidad de alarmarse, pues la parestesia se da en una cuota muy baja de intervenciones y no suele ser permanente. Por lo tanto, se trata de una molestia de carácter temporal en la mayoría de los casos, si bien es cierto que puede resultar muy molesta.

Por lo tanto, mantén la calma si en un principio sufres los síntomas, y consulta con tu dentista de confianza. Lo conveniente cuando se sospecha una lesión nerviosa al colocar implantes dentales es retirar los implantes.

Lo normal es que se recupere la sensibilidad de la zona y vuelva a índices normales en un periodo de tiempo de 2 a 6 meses, desapareciendo con el tiempo todas sus molestias. Para ver la evolución el dentista puede dibujar en cada visita la zona afectada sobre tu piel y hacer una fotografía; de este modo podréis saber si la pérdida de sensibilidad se está recuperando.

Si tienes una parestesia desde hace años a causa de unos implantes dentales, también puede estar indicado retirar los implantes. Aunque es improbable que la parestesia se resuelva totalmente, sí que se han descrito mejorías muy importantes en la sensibilidad nerviosa tras quitar los implantes en estos casos.

Como ya has leído con anterioridad, el mejor tratamiento contra la parestesia dental es un buen diagnóstico, así como la experiencia y el buen hacer de un profesional cualificado al 100 % que tenga en cuenta todos los riesgos, de cara a su prevención.

Pues aunque los síntomas y las molestias puedan remitirse y se trate de una circunstancia poco probable, su carácter persistente (sobre todo al principio) puede interferir en tu vida cotidiana, en mayor o menor grado.

Por ello, desde IDIM, no solo te ofrecemos toda la información de la manera más clara y transparente posible. Nos aseguramos de realizarte todas las pruebas pertinentes y de poner todo el mimo necesario en cada procedimiento. Solo así se evitarán sorpresas desagradables.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

 

5/5 (3 Valoraciones)

Dejar comentario