En Cirugía bucal

La infección de una muela es una de las afecciones más dolorosas que puede acontecerle a una persona. Tratarla a tiempo y ponerse en las manos adecuadas es fundamental si queremos evitar que acabe suponiendo un problema aún mayor. Veamos más a continuación cómo tratar una infección de muela.

¿Qué es una infección de muela?

La infección de muela se produce por diferentes motivos. Uno de ellos puede ser una caries que se ha extendido hasta alcanzar el nervio, por lo que produce mucho dolor a la persona que lo padece.

La otra enfermedad que puede producir una infección de muela es la enfermedad periodontal. En este caso se afectan la encía y el hueso de soporte de los dientes. Esta enfermedad suele progresar lentamente y sin dolor, pero puntualmente puede provocar abscesos agudos dolorosos.

Y la tercera  causa frecuente es la aparición de una muela del juicio, lo cual puede también llevar a que aparezca una infección que provoque este dolor. En todos estos casos, el dolor puede ser punzante, persistente y muy intenso. Sin embargo, existen diferencias en el tipo de dolor, y es tarea del odontólogo realizar el diagnóstico para identificar la causa y poder solucionar el problema.

Las causantes de la infección de muelas son siempre las mismas: las bacterias. En la boca tenemos muchas bacterias que pueden provocar que se desarrolle esta infección. Es por esta razón que la higiene es fundamental en esta zona de nuestro cuerpo.

Para ello, los dentistas recomiendan que se realice como mínimo una limpieza después de cada comida. Todo ello combinado con el uso del hilo dental, ya que normalmente quedan muchos restos de comida que no percibimos y que perjudican a nuestra salud bucal.

como curar la infeccion de muela

Tratamiento: ¿cómo curar la infección de muela?

La infección de una muela se trata inicialmente con antibióticos, pero esto no va a solucionar el problema. Si sólo se dan antibióticos y no se vuelve al dentista, el problema volverá con más fuerza a los pocos días/semanas.

Por lo tanto en primer lugar, se toma una serie de medicamentos para “enfriar” la infección y así poder después realizar el tratamiento dental que solucione el problema. Éste dependerá de la causa, y puede ser extraer el diente afectado, realizar un raspado radicular si el problema fuera periodontal, o bien realizar una endodoncia (“matar el nervio”) si el problema es una caries profunda y el diente puede todavía ser salvado y reconstruido.

El tratamiento suele ir acompañado de medicamentos como el paracetamol o el ibuprofeno, que son dos tipos de analgésico para bajar la inflamación y, por lo tanto, aliviar el dolor de muelas en el paciente.

Tras toda esta información lo importante es destacar que en el caso de que aparezca un dolor de muelas y una infección, es fundamental visitar al dentista para que sea él quien determine cuál es el tratamiento necesario para curar dicha infección.

Una infección de muelas puede ser un problema muy doloroso que puede evitarse fácilmente manteniendo una higiene adecuada y acudiendo al dentista para hacernos revisiones periódicas y evitar el avance de las caries y de la enfermedad periodontal, en nuestra clínica dental Valencia resolvemos los caso más complicados.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

 

 
Recent Posts

Dejar comentario