En Estética dental

Desde nuestra clínica odontológica en Valencia queremos hablarte del problema de los dientes pequeños. Y es que, aunque te sorprenda, muchas personas son las que presentan dientes con estas características. Hoy te contamos las causas y las soluciones a los dientes pequeños.

¿Qué son exactamente los dientes pequeños?

Tener un diente pequeño, más conocido técnicamente como microdoncia, es una patología que implica que uno de los dientes tiene un tamaño notablemente menor que los demás. Se trata de una anomalía que aparece con bastante frecuencia en las clínicas dentales y con fácil solución en la mayoría de los casos.

También puede suceder que todos los dientes sean pequeños si los comparamos con la estructura en la que se encuentran situados, es decir, con el tamaño de los maxilares. En estos casos, la microdoncia vendría determinada por la relación entre el tamaño del diente y los demás elementos de la boca.

Causas de los dientes pequeños

Las causas de los dientes pequeños o microdoncia pueden ser variadas. Como acabamos de explicar, conviene diferenciar entre los dos tipos de microdoncia que podemos encontrar:

  1. Microdoncia parcial: es aquella en la que uno de los dientes es más pequeño que los demás. Suele presentarse en los incisivos laterales superiores, aunque puede darse en cualquier diente. También es común verla en terceros molares y, en ocasiones, en premolares. Además del tamaño, en estos casos, se suele ver también alterada la forma del diente afectado.
  2. Microdoncia generalizada: la microdoncia generalizada es aquella que afecta a todos los dientes, ya sea en la arcada superior, en la inferior, o en ambas. Es mucho más infrecuente y suele venir determinada por factores hereditarios.

causas de los dientes pequenos

Solución para los dientes pequeños

Naturalmente, la solución de hacer crecer el diente es imposible, así que se tiene que recurrir a soluciones para colocar un diente artificial. A la hora de tratar los dientes pequeños, existen tres opciones diferentes:

  1. Restauraciones: consisten en la utilización de resinas compuestas (composite) para terminar de completar la forma que debería tener el diente de forma natural. Esto es posible cuando la microdoncia no es excesiva. En aquellos casos donde el diente sea exageradamente pequeño, esta opción no es viable.
  2. Coronas: las coronas son una de las soluciones más habituales, ya que nos permiten rediseñar el diente afectado sin importar el tamaño. Los resultados son muy satisfactorios, tanto desde el punto de vista estético como desde el punto de vista funcional.
  3. Carillas estéticas: las carillas son pequeñas láminas de cerámica o composite que se colocan sobre los dientes. Generalmente se utilizan para mejorar la estética de aquellos dientes que han sufrido problemas por tinciones, golpes o caries graves. También pueden utilizarse en el caso de los dientes pequeños, sobre todo en dientes anteriores.

Cabe destacar, que antes de llevar a cabo cualquiera de los tratamientos descritos más arriba, se suele realizar un tratamiento de ortodoncia. La razón es evidente: cuando un diente es demasiado pequeño, los demás dientes ocupan su espacio.

Por tanto, a la hora de devolver un diente a su tamaño normal, puede ser necesario ampliar el espacio disponible y trabajar en la correcta alineación de los demás dientes con el de nuevo tamaño.
Esperamos que estas claves acerca de las causas y las soluciones al problema de los dientes pequeños te haya sido de utilidad, pero si aun te quedan dudas, ¡no dudes en venir a preguntarnos!

Si te ha parecido interesante, quizás le interese leer sobre:

0/5 (0 Valoraciones)

Dejar comentario