En Higiene bucal

Si alguna vez te ha tocado sufrir un absceso dental, ya habrás podido comprobar lo molesto que es. Desde IDIM clínica dental Valencia, queremos informarte acerca de por qué aparece esta acumulación de pus a causa de una infección dental.

Es normal que te alarmes en un principio, pues un absceso no es algo baladí o que puedas tomar a la ligera. Cuanto antes acudas a tu dentista para un diagnóstico y antes le pongas remedio, mejor para tu salud, tu tranquilidad y, ¿por qué no decirlo? También para tu bolsillo.

¿Cuánto dura el absceso dental?

Independientemente de cuánto dure tu absceso dental, seguramente sentirás al principio un dolor agudo en el tejido afectado por la infección. También recibe el nombre de absceso periapical, afectando a la punta de la raíz de la pieza dental.

Cuando el absceso dental drena y el pus sale al exterior, el dolor se pasa o se reduce mucho. Pero eso no quiere decir que el problema se haya solucionado.
Como siempre, te recomendamos que acudas a tu odontólogo de confianza cuanto antes. Pues, de lo contrario, los síntomas podrían agravarse, resultando en inflamación, fiebre o aparición de bultos, por nombrar solo unos pocos síntomas.

Si no es tratada a tiempo, la infección podrá expandirse al hueso maxilar. Puede que para aquel entonces, sientas menos molestias, pero no te relajes. Pues la infección sigue ahí y el tratamiento para combatirla sigue siendo igual de necesario o más, para que no se destruya tu hueso. Si ocurriera, luego será muy difícil ponerte implantes dentales en buenas condiciones.

Y presta atención al resto de síntomas, además del dolor. Pues, aunque no te moleste, si observas pus en tus encías o cualquiera de los otros síntomas, deberás acudir a la consulta de tu dentista para empezar tratamiento cuanto antes.

Volvemos a insistir en que no es algo que debas dejar pasar, pues un absceso dental es una cuestión que requiere atención inmediata por parte de un profesional. No pienses que puede arreglarse solo con el paso del tiempo, porque no es así.

tratamiento del absceso dental

Tratamiento del absceso dental

Con un tratamiento de antibióticos, la infección se “enfría” temporalmente si no está muy extendida. Es decir, que se rebaja y puede desaparecer temporalmente el dolor y la inflamación. Sin embargo, esto no es una solución definitiva. Si no se hace nada más, al poco tiempo la infección volverá a aparecer. No se debe estar tomando antibióticos una y otra vez, ya que cada vez estos harán menos efecto, y por el camino la infección cada vez va destruyendo más hueso.

Cuando el absceso dental es importante los antibióticos no llegan a la zona y la única solución es drenar el absceso, abriéndolo y dejando que supure hasta eliminar todo el pus de su interior por completo.

El tratamiento definitivo, para que la infección no vuelva a aparecer, es solucionar el problema que la está causando. En algunas ocasiones será posible salvar el diente que causa la infección con una endodoncia (“matar el nervio”) o una cirugía periapical o endodóntica. En otras ocasiones la única solución será la extracción del diente. De cualquier manera, la decisión de optar por uno u otro estará sometida siempre a criterio de tu odontólogo.

Mantén una correcta higiene bucodental, revisa el estado de tus dientes y encías a diario y, ante cualquier alteración o anomalía, acude a la consulta de tu dentista. Hacerlo antes o después determinará el estado de salud de tu boca y el éxito de tus tratamientos.

Aunque ahora parezca un proceso muy largo y tedioso, confía en nosotros cuando te decimos que tu tranquilidad bien vale empezar cuanto antes con el tratamiento. Tu salud es lo primero, no juegues con ella.

Si te ha parecido interesante, quizás quieras leer:

0/5 (0 Valoraciones)

Dejar comentario