En Estética dental

Uno de los problemas que con más frecuencia preocupa a nuestros pacientes son las manchas en los dientes. Quizás hasta tú mismo tengas alguna. Pues bien, desde nuestra clínica dental en Valencia, vamos a despejarte todas las dudas al respecto.

Lo primero que debemos hacer es distinguir entre los diferentes tipos de manchas que puede presentar un diente. Éstas van desde manchas marrones, grisáceas o amarillentas, hasta manchas blancas. Hoy vamos a centrarnos en este último grupo, los dientes con manchas blancas.

Así pues, vamos a aclararte qué significan esas manchas en los dientes, dependiendo de la etapa del diente en la que aparezcan, pues no es lo mismo si hablamos de los dientes definitivos o de nuestros primeros dientes de leche que asoman cuando apenas somos bebés.

Posibles causas de las manchas blancas

posibles causas de las manchas blancas

En ocasiones, la falta de higiene y la presencia constante de placa bacteriana en la cavidad oral hacen que aparezcan manchas blancas conocidas como descalcificaciones. Este tipo de manchas suele ser el anuncio de una caries incipiente que deberemos solucionar antes de que se convierta en un problema mayor.

Podrás identificar fácilmente estas manchas porque suelen aparecer muy cerca de la encía. Es muy importante que, si descubres este tipo de manchas blancas en los dientes de leche de tu hijo o hija, acudas al odontopediatra para que las revise para, así, evitar posibles problemas.

Otra de las posibles causas de las manchas blancas son las hipoplasias del esmalte. Es posible que durante la formación del diente (antes de que erupcione), existan ciertos factores que den lugar a una anomalía en el desarrollo del esmalte dental. Estos factores pueden ser problemas nutricionales, infecciones… En este caso, las manchas blancas pueden ir acompañadas de manchas de otras tonalidades, fisuras e incluso cavidades.

Por último, hablaremos de la fluorosis dental. Esta condición provoca la decoloración del esmalte del diente, originando las famosas manchas blancas, que pueden ser de formas y tamaños muy diferentes. Se debe a una exposición excesiva al fluoruro durante la infancia. Y aunque el fluoruro sea un componente químico utilizado para el correcto desarrollo de los dientes y la prevención de caries, su uso excesivo puede tener consecuencias indeseables.

Pero tampoco es necesario alarmarse, tan solo se trata de una alteración física que al mismo tiempo es fácilmente evitable.

Tratamiento de las manchas blancas

Lo primero que debemos hacer si tenemos uno o varios dientes con este tipo de manchas será acudir a nuestro dentista de confianza para que las valore y, así, determinar el tipo de tratamiento que se adapta mejor a nuestro caso.

No siempre las manchas deben ser eliminadas, ya que si se trata de una persona que ha convivido toda la vida con este tipo de alteración y no le molesta estéticamente, eliminarla no será una prioridad.

Sin embargo, si nos enfrentamos a manchas bastante amplias y que afectan a varios dientes, nos encontraremos ante un problema estético importante y tendremos que valorar la realización de un tratamiento de carillas dentales o coronas.

En casos en los que encontremos caries en un estado más avanzado, realizaremos la limpieza y obturación con composite de la zona afectada.

Ya ves que, aunque las manchas blancas sean un problema relativamente frecuente, tienen en la mayoría de los casos fácil solución.

Pero no olvides que lo más importante para mantener una buena salud oral es optimizar la higiene y visitar regularmente a tu dentista, ya que sólo él te dará el mejor tratamiento a seguir para conseguir una sonrisa perfecta.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

5/5 (1 Valoraciones)

Dejar comentario