En Higiene bucal

Desde nuestra clínica de dentistas en Valencia, consideramos importante que la gente conozca más sobre las enfermedades y dolencias bucodentales. En esta ocasión, le toca a la pulpitis dental. Hoy, te contamos cuáles son sus causas, sus tipos y su tratamiento. ¡Vamos a verlo!

¿Qué es la pulpitis?

La pulpitis dental es una inflamación que se produce, como su nombre indica, en la pulpa del diente. Ahora bien, ¿qué es la pulpa dental? La pulpa dental es el tejido blando que se localiza en el interior del diente conteniendo numerosos nervios y vasos sanguíneos.

Aunque puede aparecer por diferentes motivos (traumatismos, periodontitis, iatrogenia…) lo más habitual es que aparezca asociado a la presencia de caries. Es por ello que conviene tratar las caries tan pronto como aparecen, para evitar que se desarrollen problemas como este.

La pulpitis puede llegar a ser muy dolorosa y tiene consecuencias potencialmente graves, por lo que es recomendable una buena prevención mediante la higiene y las revisiones periódicas en el dentista.

Tipos de pulpitis

En cuanto a los tipos de pulpitis, podemos hablar de tres tipos diferentes:

Pulpitis reversible

Se trata de un tipo de pulpitis de carácter leve, puesto que como indica su nombre, se puede revertir si se detecta a tiempo y se aplican los procedimientos y tratamientos adecuados. No suele presentar sintomatología y la aparición del dolor ocurre ante un estímulo externo y cuando desaparece el estímulo cesa el dolor.

Pulpitis irreversible

En este caso, la pulpitis es más severa y no se puede revertir. El dolor aparece de forma espontánea sin necesidad de un estímulo que lo provoque. El tratamiento en estos casos consiste en realizar una endodoncia.

Pulpitis hiperplásica

Se trata de una forma de pulpitis irreversible, en la que la pulpa del diente se inflama y produce proliferación de tejido granulomatoso de forma que se puede producir comunicación entre el interior del diente y la cavidad bucal. En estos casos, es posible observar una mancha rosada en la corona del diente. Como en el caso anterior el tratamiento adecuado es la realización de una endodoncia y la extirpación del pólipo pulpar.

tratamiento para la pulpitis dental

Tratamiento para pulpitis dental

El tratamiento de la pulpitis dependerá, como hemos comentado anteriormente, del tipo de pulpitis que se padezca.

En el caso de una pulpitis reversible, se tratará y eliminará la caries o el agente etiológico que la provocan. Si está producida por caries se deberá limpiar y colocar un protector pulpar antes de realizar la obturación del diente.

En el caso de las pulpitis irreversibles o hiperplásicas, el tratamiento es siempre más largo y complejo. En estos casos, se puede necesitar el uso de antibióticos para controlar la infección y, una vez controlada la infección, es necesario proceder a la extirpación de la pulpa dental a través de una endodoncia.

Cuando se ha retirado la pulpa dental es necesario desinfectar el diente por dentro y obturar los conductos para aislarlos y evitar que aparezca dolor e inflamación. Tras esto, es el momento de cerrar el diente mediante una obturación y colocación de una corona.

Y hasta aquí nuestro artículo sobre la pulpitis dental. Esperamos que te haya resultado útil e interesante descubrir cuáles son sus causas, sus tipos y su tratamiento. Para nosotros es fundamental que nuestros potenciales pacientes aumenten sus conocimientos sobre las dolencias y enfermedades bucodentales.

Si te ha parecido ineteresante, quizás te interese leer sobre:

 

 

Dejar comentario