En Cirugía bucal

Desde nuestra clínica dental en Valencia, queremos hablarte de la importancia de seguir correctamente las instrucciones y cuidados después de la extracción de las muelas del juicio.

Todo lo que debes saber sobre el postoperatorio de la extracción de muelas del juicio

En IDIM contamos con un equipo experto en cirugía bucal

 

Antes de hablar de cuáles son las claves para una óptima recuperación de la extracción de las muelas del juicio, debes tener presente que estas son unas indicaciones de carácter general. Tras la intervención, es posible que se te hagan indicaciones particulares para tu caso concreto, que también deberás cumplir.

Y, ahora, aclarado esto, podemos pasar a hablar de cuáles son las instrucciones postoperatorias tras la extracción de las muelas del juicio:

  1. Tras la intervención, se colocará una gasa sobre la herida que hay que morder durante 20 minutos. Esto tiene como objetivo facilitar la formación de un coágulo que detenga la hemorragia y permita una correcta cicatrización.
  2. Aunque la hemorragia cese en los primeros minutos, el coágulo tarda en estabilizarse 24 horas, por lo que es durante el primer día cuando más cuidado hay que tener, puesto que pueden darse sangrados.
  3. Durante las primeras horas no escupas ni te enjuagues intensamente, puesto que eso podría deshacer el coágulo y volverías a sangrar. Traga la saliva y si te molesta el sabor de boca bebe un poco de agua o haz un enjuague muy suave.
  4. En cuanto termine la intervención, ve a casa y descansa. Si notas sangrado, evita tumbarte completamente. Descansa o duerme con doble almohada o semisentado, y en caso de que la hemorragia no frene puedes colocar otra gasa.
  5. No tomes bebidas calientes en los primeros días, porque el coágulo podría disolverse. Tampoco deberías comer nada especialmente duro. Toma sopas tibias, yogures y purés en las 24 horas siguientes a la intervención, y sigue una dieta blanda en los días posteriores.
  6. Debes evitar esfuerzos y no colocar la cabeza por debajo del tronco. Hay que evitar que llegue más sangre de la estrictamente necesaria a la zona.
  7. Si te han recetado algún analgésico, tómatelo antes de que se pase el efecto de la anestesia, porque los analgésicos tardan algo de tiempo en hacer efecto. De esta forma, evitarás algunos minutos de dolor.
  8. En el caso de que este coágulo no se llegue a dar, se puede dar una alveolitis seca, que significa que el coágulo no se ha podido formar y el hueso ha quedado expuesto. Esta complicación es muy dolorosa, pero no tiene consecuencias importantes. Si te toca, ármate de paciencia y tómate los analgésicos para aliviar las molestias.
  9. Para evitar que se llegue a dar esa alveolitis seca, se deben tomar los antiinflamatorios y antibióticos que prescribe el médico. No es recomendable seguir otros tratamientos (especialmente si los has leído en internet -ni siquiera este, fíate de tu dentista).
  10. No fumes, o reduce al menos el tabaco todo lo posible y posponlo unos días a ser posible. Fumar aumenta el riesgo de alveolitis seca, y ya hemos dicho que es muy dolorosa.

Como puedes ver, seguir las instrucciones postoperatorias tras la extracción de las muelas del juicio es algo fundamental, porque, si no se siguen adecuadamente, las molestias como el sangrado o el dolor serán más intensas durante los siguientes días.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre un caso clínico:

Dejar comentario