En Cirugía bucal

Desde IDIM clínica dental Valencia te vamos a hablar en profundidad sobre una afección muy común cuando aparecen nuevas piezas dentales: la pericoronaritis. Esta enfermedad puede causar un dolor intenso al paciente, y debemos saber cómo abordarla. ¿Cómo se soluciona una pericoronaritis? ¡Vamos a verlo!

Causas de la pericoronaritis

La pericoronaritis surge principalmente cuando erupciona una muela de juicio o un tercer molar, aunque es también común que aparezca en niños a los que les están saliendo los dientes.

En los dientes a mitad erupcionar la encía forma un bolsillo donde se mete comida. Esto provoca que se inflame la encía que rodea la corona de un molar, provocando dolor e inflamación.

La situación empeora si, por las molestias, el paciente no se cepilla correctamente la zona, ya que entonces todavía se agrava más la inflamación de la encía y el dolor asociado.

Agravamiento de la Pericoronaritis

causas de la pericoronaritis

Cuando esta enfermedad no se trata correctamente, puede agravarse y convertirse en un verdadero problema. Si no se extrae la muela, ni se limpia la zona, termina por aparecer una verdadera infección, con supuración y que puede llegar a afectar a otras zonas de la boca o de la faringe.

Una de las claves para evitar que la pericoronaritis no se agrave es acudir al dentista ante los primeros síntomas. Lo más habitual es que la infección se produzca en un tercer molar, por lo que el odontólogo deberá comprobar el alcance de la afección mediante la toma de radiografías.

Tratamiento para una pericoronaritis

La única solución definitiva para este problema es la extracción de la muela semi-erupcionada que lo está causando. Para poder proceder a retirarlo, es importante que no exista ningún tipo de inflamación, pues de lo contrario la operación se puede complicar y también lo hará el postoperatorio del paciente.

Si el paciente llega con una situación de inflamación severa e infección activa (con pus) es necesario enfriar antes el proceso. Se procederá a la limpieza para eliminar la suciedad y los residuos procedentes de alimentos acumulados. Esta higiene en profundidad es fundamental para reducir la infección.

Asimismo, para curar la infección el médico prescribirá normalmente un tratamiento de antibióticos. Estos deberán combinarse con enjuagues de clorhexidina y analgésicos cada ocho horas para paliar el dolor.

Tras unos días de tratamiento antibiótico será el momento adecuado para realizar la cirugía de extracción de la muela del juicio.

En resumen, una pericoronaritis puede durar mucho tiempo y agravarse si no acudimos al dentista para que nos prescriba el tratamiento adecuado. Así que, si sospechas que puedes tener esta enfermedad, acude a un especialista cuanto antes para evitar que se complique la situación.

En IDIM estamos especializados en técnicas de cirugía bucal mínimamente invasivas. No dudes en contactar con nosotros si en algún momento sufres algún tipo de complicación que requiera la mano de expertos en cirugía oral.

Si te ha parecido interesante el artículo de ¿cómo se soluciona una pericoronaritis?, quizás te interese leer sobre:

 
Recent Posts

Dejar comentario

cinco + 16 =