En Cirugía bucal

La alveolitis dental es muy molesta. Pero cabe destacar que la alveolitis cura en unos pocos días, espontáneamente y sin dejar secuelas, por lo que no debes preocuparte en exceso. Existen diferentes tipos de alveolitis dental: la húmeda y la seca. En este post te explicaremos todo lo que necesitas saber de la alveolitis húmeda, pero si tienes dudas, lo mejor es que te acerques a visitarnos a nuestra clínica dental en pleno centro de Valencia.

¿Qué es la alveolitis húmeda?

La alveolitis húmeda se produce por una infección que se produce una vez transcurridas las 24 o 72 horas después de haber sacado una pieza dental. Normalmente, no suele ocurrir nada, pero hay ocasiones en las que se produce esta infección.

Nos referimos a alveolitis húmeda cuando el alveolo (el hueco que deja el diente o muela extraído) no se encuentra vacío, si no que se observa un tejido sangrante y oscuro, o incluso supuración.

Al igual que la alveolitis seca también se suele producir de 48 a 72 horas después de la extracción dental. Es dolorosa, aunque menos que la alveolitis seca, y se caracteriza por provocar mal aliento y sabor.

que es la alveolitis humeda

Causas de las alveolitis húmeda

El coágulo en este caso no se ha perdido, como sí ocurre en la alveolitis seca, sino que se ha contaminado o ha quedado algún resto de material que causa una reacción a cuerpo extraño. Normalmente se produce una infección del coágulo porque el paciente no mantiene una adecuada higiene oral de la zona y se acumule algún resto de comida en el interior del alveolo. También es más frecuente en fumadores o en pacientes que tengan trastornos del sistema inmune.

Diagnóstico y cuadro clínico

A la hora de realizar un diagnóstico, el paciente que sufra de alveolitis húmeda experimentará un dolor muy localizado, en concreto en la zona donde se ha producido la extracción. En un primer momento, sienten unas ligeras molestias, para posteriormente presentar una leve mejoría que deriva en un empeoramiento con dolor agudo.

Además, al acudir a la clínica, el dentista observará un coágulo de color oscuro y en ocasiones exudado purulento.

Tratamiento para osteítis alveolar húmeda

El tratamiento indicado para la alveolitis húmeda consiste en analgésicos (como ibuprofeno o paracetamol) para aliviar los síntomas. Además, es fundamental que el paciente evite fumar y cepille bien la zona a pesar de las molestias, y utilice después gel o enjuague de clorhexidina para mantener la zona lo más desinfectada posible. El dentista puede en algunos casos decidir anestesiar para limpiar el alveolo y también prescribir un antibiótico sistémico, ya que hay una infección.

En IDIM te esperamos para que luzcas una boca sana, radiante, y sin motivo por el que preocuparte o tener miedo. Yes que, si después de una extracción experimentas un dolor intenso, pide cita en tu clínica dental para que te revisen. Es posible que tengas una alveolitis y que puedan ayudarte.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

 

 

 

0/5 (0 Valoraciones)

Dejar comentario