Aftas bucales. Todo sobre las úlceras más comunes.
 En Blog

Desde nuestra clínica dental en Valencia, buscamos poner en valor la importancia del correcto tratamiento de las aftas bucales. Este tipo de úlceras, extremadamente frecuentes, deben atenderse recurriendo al odontólogo ya que si bien la mayoría no revisten gravedad debe seguirse su curso para descartar posibles enfermedades.

Cómo acabar con las úlceras más comunes

Las causas más comunes suelen ser traumas locales (roces de una prótesis, de alimentos, etc.), las deficiencias nutricionales y diversas alergias, pero, dada la posibilidad de que sean consecuencia de muy diversas enfermedades, lo más recomendable es acudir a especialistas en el tema, y no a médicos generales.

La aftas bucales comunes, aunque dolorosas, desaparecen espontáneamente en pocos días. No son contagiosas y aparecen en el interior de la boca. Pueden identificarse por su color blanquecino sobre base roja, así como por la sensación de ardor y dolor que producen. Su tratamiento va a ser únicamente paliativo: enjuagues de ácido hialurónico o con anestésico tópico, parches que protejan de los roces o, como mucho, analgésicos comunes por vía oral en los casos más severos.

dolor-aftas-bucales

Un análisis profesional y exhaustivo ahorrará problemas.

Lo verdaderamente importante ante este tipo de lesiones es que el profesional registre la periodicidad, tamaño y duración de las aftas. Si las úlceras no desaparecen en 3 ó 4 semanas, deberemos sospechar de la existencia de alguna enfermedad subyacente. Algunos ejemplos son el pénfigo, el penfigoide, el lupus eritematoso, las infecciones herpéticas. En estos casos lo mejor es consultar con el profesional con experiencia en medicina bucal que sepa llevar a cabo un diagnóstico diferencial entre todas estas enfermedades y sepa prescribir el tratamiento más adecuado.

Cuando las aftas bucales se deban a este tipo de enfermedades el tratamiento puede incluir desde enjuagues bucales de anestésicos tópicos, destinados a reducir el dolor producido por las úlceras, hasta pomadas de antibióticos o corticoides. Estos últimos tienen una gran utilidad contra los casos más graves de afta.

Como habrás podido comprobar, un problema tan habitual en lo relacionado a la salud bucal como son las aftas bucales tiene, en la mayoría de los casos, una solución clínica sencilla ya que curan espontáneamente y sólo hay que preocuparse de que el paciente no esté incómodo durante los días o semanas que tenga aftas. Recurrir desde un primer momento a profesionales bien formados garantiza que si la causa de las úlceras fuera alguna enfermedad estos sabrán identificarla y tratarla como corresponda o derivarla a un centro hospitalario para un diagnóstico más profundo.

Si te ha resultado interesante este post, quizá quieras leer algo más de información sobre la limpieza y el blanqueamiento dental, o sobre qué son los brackets autoligables.

0/5 (0 Valoraciones)

Dejar comentario