En Odontología conservadora

Desde nuestra clínica dental en Valencia vamos a darte hoy las pautas a seguir si se te cae un diente definitivo. Aunque no es un fenómeno común, puede suceder en algunas ocasiones. Así que si esto te ocurre y quieres salvar tu diente, sigue leyendo.

¿Qué es una avulsión dental?

Cuando hablamos de avulsión dental nos referimos a que un diente definitivo (o sea, permanente) se ha salido de su alveolo y, por tanto, de la boca.

En caso de que se trate de un diente de leche, lo más probable es que se haya caído porque pronto aparecerá el definitivo que lo sustituirá. Pero si el diente es permanente, lo primero que tienes que hacer es mantener la calma y seguir las pautas que te vamos a indicar en este post.

 

Pasos a seguir si se te cae un diente definitivo:

Son muchas las situaciones en las que puede ocurrir que un diente se salga de su sitio, pero sobre todo ocurre por culpa de traumatismos, durante la práctica de algún deporte, etc. Lo primero que debemos hacer es mantener la calma y, muy importante, buscar el diente.

Una vez localizado, cógelo por la parte de la corona (nunca por la raíz) y lávalo con agua o suero fisiológico sin frotarlo. No debes tocar la superficie de la raíz ni usar ningún tipo de jabón sobre ella. Simplemente deja correr el agua o el suero por encima durante unos 10 segundos.

Si es posible, recolócalo en su sitio y haz presión con una servilleta o pañuelo de papel y llama inmediatamente a tu dentista, ¡el tiempo es oro en estos casos!

Si no puedes recolocarlo, deposita el diente en un vaso con suero fisiológico o leche desnatada. Si no tienes nada de esto a mano, colócalo entre tu mejilla y tus muelas, tu saliva servirá para mantenerlo hidratado hasta que llegues a la consulta de tu dentista de confianza.

Una vez allí, tu dentista estudiará tu caso y hará todo lo posible para mantener ese diente en boca. Si es viable intentar conservarlo, lo ferulizará durante varios días o semanas en el lugar correcto y te citará periódicamente para ver cómo evoluciona. Necesitará hacerte controles radiográficos y, posteriormente, la endodoncia de ese diente.

Si quieres saber en qué consiste una endodoncia y cómo se realiza, puedes consultar nuestro post donde encontrarás todo tipo de detalles para solventar tus dudas sobre el tratamiento de conductos.

No debes tener miedo, ya que todos estos procedimientos se realizan bajo anestesia local, por lo que no sentirás ningún dolor durante la realización de los mismos.

Por otra parte, sería muy interesante que si practicas algún deporte en el que tus dientes estén en peligro de sufrir un traumatismo, le pidieras a tu odontólogo habitual que te realice un protector bucal. Así, con un gesto tan sencillo como este, evitaríamos muchas situaciones desagradables como la que hoy te comentamos aquí.

Pero recuerda, si has sufrido un traumatismo y el diente se ha salido de la boca,  el tiempo en estos casos es primordial. Es uno de los grandes determinantes del éxito o fracaso del tratamiento, así que no dejes pasar más de una hora para acudir a tu dentista. 

Ten en cuenta que esto es un trabajo en equipo y juntos ¡podemos salvar tu diente!

5/5 (1 Valoraciones)

Dejar comentario