¿Duele una endodoncia? Aquí encontrarás la respuesta a tu pregunta
 En Caries y endodoncia

Desde IDIM clínica dental Valencia vamos a contestarte a una de las preguntas más comunes cuando se habla de endodoncia. ¿Duele una endodoncia? Pues bien, tenemos la respuesta a todas tus dudas. Solo tienes que seguir leyendo.

¿Qué es una endodoncia?

Una endodoncia es un tratamiento que se realiza sobre los dientes que tienen una caries muy severa que ha llegado al nervio, dientes con infección o dientes con otras situaciones que originen dolor o hipersensibilidad. Gracias a esta intervención es posible mantener la funcionalidad de un diente cuyo nervio está dañado de forma irreversible. Durante el tratamiento, se extrae el nervio del diente mediante diferentes procedimientos (manuales y/o mecánicos); se limpia y desinfecta el sistema de conductos donde se encuentra el alojado dicho nervio, y, posteriormente, se rellena con distintos materiales y técnicas de sellado. Una vez realizada la endodoncia, el diente se reconstruye tanto funcional como estéticamente. De este modo, el paciente recupera la pieza y puede utilizarla sin que esta le provoque las molestias que le producía anteriormente. Esta reconstrucción posterior puede incluir obturaciones, postes en el interior de la raíz y coronas protésicas. El procedimiento para realizar una endodoncia es complejo, pero merece la pena por los buenos resultados y la comodidad que supone esta solución para el paciente a medio y largo plazo. Se trata, por lo tanto, de un tratamiento de carácter definitivo.

Dolor intenso tras endodoncia

dolor intenso tras endodoncia

Una de las dudas más frecuentes cuando un paciente va a hacerse este tratamiento es si duele una endodoncia. La endodoncia en sí es una intervención que no duele durante la propia operación, ya que se hace con anestesia. Durante la intervención también puede suceder que el paciente se sienta incómodo, sobre todo si tiene miedo al dentista. En estos casos, un buen profesional puede ayudarnos con técnicas de relajación que atenúen en nerviosismo y el estrés. De este modo, la intervención será menos incómoda y la soportaremos mejor. Una vez acabado el tratamiento, y pasado el efecto de la anestesia; pueden aparecer molestias en las horas y días posteriores a la intervención. Estas molestias suelen darse sobre todo con la masticación, por la inflamación postoperatoria de los tejidos que rodean al diente. En estos casos, podría requerir terapia antiinflamatoria para atenuar dicho dolor tras la endodoncia. Más allá de esto, si tenemos dolor tras la endodoncia durante un tiempo prolongado, deberá acudir al dentista para que valore la evolución del tratamiento. En el caso en el que la endodoncia no evolucione favorablemente, podría estar indicado la repetición del tratamiento (reendodoncia) o complementarlo con tratamiento quirúrgico (apicectomía). De no lograrse la curación completa del diente, la indicación será la extracción del mismo. En definitiva, la endodoncia es un tratamiento que tiene una gran complejidad y cuya recuperación puede ser un poco dolorosa. No obstante, teniendo los cuidados adecuados y extremando la higiene esos días, evitaremos complicaciones y tendremos una pronta recuperación. Así que, ¡mucho ánimo!

Si te ha parecido interesante el artículo de ¿duele una endodoncia?, quizás te interese informarte sobre:

 

5/5 (1 Valoraciones)

Dejar comentario