En Cirugía bucal

Desde nuestra clínica de dentistas en Valencia, queremos hablarte de la gingivectomía y del alargamiento coronario. Son dos tratamientos que aunque no son de los más frecuentes cada vez se realizas más para mejorar tanto la estética como el pronóstico de los dientes. Además, suelen confundirse ambos términos. Presta atención y entérate de todo lo que debes saber sobre las gingivectomías y los alargamientos coronarios.

¿Qué es la gingivectomía o gingivoplastia?

La gingivectomía, a veces también llamada gingivoplastia, es un procedimiento quirúrgico en el que se recorta un poco la encía que rodea el diente, haciendo que quede más pieza dental a la vista. De esta forma, al quedar una boca más proporcionada, se consigue un mejor efecto estético.

Gracias a la gingivectomía se consigue que las piezas dentales tengan una apariencia menos cuadrada, uno de los grandes problemas que tienen ciertas personas con una encía excesivamente grande y que tapan demasiado el diente.

¿Qué es el alargamiento coronario?

Con frecuencia los pacientes que tienen una encía demasiado grande, que cubre sus dientes en exceso, también tienen un exceso de hueso. En esa situación, si únicamente hacemos la gingivectomía, el cuerpo tiene “memoria” y habrá un efecto rebote que hará que la encía eliminada vuelva a crecer y a cubrir el diente.

El alargamiento coronario incluye 2 fases: gingivectomía y ostectomía. La ostectomía es la eliminación del hueso en exceso que rodea al diente. Aunque suene agresivo, la ostectomía no es perjudicial para la salud del diente. El resultado final es un diente de proporciones ideales, rodeado de la cantidad adecuada de hueso y encía.

¿Cuándo se recomienda la gingivectomía?

La gingivectomía de por sí, sin ser parte de un alargamiento coronario, no se puede realizar siempre. Debe darse un exceso de encía, de buena calidad, asociada a una cantidad adecuada de hueso.

¿Cuándo no se recomienda la gingivectomía?

Hay una situación en la que la gingivectomía está contraindicada: cuando la cantidad de encía adherida (que es la encía de buena calidad, que protege al diente) es poco abundante. Cuando un diente tiene 2mm de encía adherida o menos, eliminar parte de esa encía puede poner en riesgo su salud.

Por otra parte, es muy frecuente que el exceso de encía se asocie a un exceso de hueso, y que la gingivectomía no se pueda hacer sola sino que tenga que hacerse como parte de un alargamiento coronario.

¿Cuándo está indicado el alargamiento coronario?

Erupción pasiva alterada

La erupción natural de los dientes tiene 2 fases:

  • Una primera fase, que siempre ocurre correctamente, en la que los dientes se mueven y salen del hueso y de la encía. Esta fase se llama erupción activa.
  • La segunda fase, o erupción pasiva, es la migración de la encía y el hueso, para terminar de hacer visible el diente. El trastorno conocido como “erupción pasiva alterada” conduce a que las encías cubran un exceso de la corona de los dientes del paciente, que tienen un aspecto cuadrado y corto. Quien padece este trastorno sufre psicológicamente desde joven por ello, cuando en realidad sus dientes por debajo de la encía tienen un tamaño totalmente normal. Esta es una de las principales indicaciones del alargamiento coronario.

erupcion pasiva alterada

Dientes cortos

A diferencia de la anterior, en este caso el problema no es que la encía y el hueso cubran en exceso un diente normal, sino que el paciente tiene de verdad dientes cortos y cuadrados. En este caso, el alargamiento coronario dejará parte de la raíz expuesta y tendrá que asociarse a un tratamiento de prótesis como por ejemplo unas carillas de cerámica o composite. Así como en la erupción pasiva alterada el alargamiento de coronas aporta mucho beneficio y nada de daño a los dientes, en caso de tener los dientes cortos y querer alargarlos habrá que sopesar el riesgo-beneficio muy bien.

Restauración de dientes cortos o muy destruidos

Hay situaciones en que los dientes del paciente requieren ser restaurados con prótesis pero son muy cortos o están muy destruidos. Si pusieramos coronas cementadas sobre estos dientes cortos el riesgo de que se descementaran continuamente sería alto. La solución será alargar primero el diente remanente eliminando un poco de encía y hueso, para crear un mejor soporte para la corona que rehabilitará el diente.

restauracion de dientes cortos o muy destruidos

¿Cuándo no se recomienda el alargamiento coronario?

El alargamiento de coronas está contraindicado en los casos en que el paciente cuenta con raíces muy cortas, porque podría ser problemático eliminar parte del poco hueso que soporta el diente.

¿Cómo es el procedimiento?

  • La gingivectomía se realiza con un bisturí normal, eléctrico o láser. Todas las opciones son igualmente válidas.
  • La ostectomía se realiza con fresas rotatorias diamantadas o con puntas de ultrasonidos que permiten eliminar hueso sin dañar el esmalte dentario. Se realiza bajo anestesia local, por lo que el paciente está despierto, pero sin tener dolor. Además, implica el uso de puntos de sutura que se retiran al cabo de una semana.

¿Cómo es el postoperatorio? Tiempo de recuperación

El postoperatorio de la gingivectomía es prácticamente inexistente ya que eliminar sólo encía es muy rápido e indoloro. De hecho, es uno de los mejores postoperatorios que hay en lo que a cirugías bucodentales se refiere. En el caso de tener que hacer ostectomía y por tanto alargamiento coronario, el postoperatorio puede ser algo más molesto y requerir tomar algún analgésico los primeros 2 días.

Ya desde el día siguiente a la intervención el paciente podrá cepillarse los dientes con un cepillo suave y deberá hacerse enjuagues con clorhexidina.

Es normal tener hematomas e inflamación en las encías, que remitirán al cabo de una semana, aproximadamente (momento en el que se retiran los puntos de sutura, también).

Al cabo de dos semanas ya se habrá recuperado completamente la normalidad en las encías. Es, por lo tanto, un postoperatorio muy rápido y fácil de sobrellevar.

Las posibles molestias que puedan aparecer se pueden paliar con facilidad mediante analgésicos que el propio dentista te recetará. También puede que te recete algún antiinflamatorio, en caso de que lo considere oportuno.

Así que, como ves, es una intervención sencilla y con un postoperatorio aún más fácil.

Como puedes ver, las gingivectomías y alargamientos coronarios son intervenciones que no se realizan muy a menudo pero que, en ocasiones, son la única solución posible para ciertos problemas bucodentales estéticos. Esperamos que esta breve explicación te haya ayudado a comprender mejor qué son estos tratamientos.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer:

Fuentes científicas consultadas:

  • Gingivectomia y curetaje gingival Dr.Arturo Sánchez Pérez
  • Relación entre la higiene bucal y la gingivitis en jóvenes. Dra. Clara Doncel Pérez(I); Dra. Marialina Vidal Lima(II); Dra. María del Carmen del Valle Portilla(III). (I)Especialista de I Grado en Periodoncia. Máster en Atención a Urgencias Estomatológicas. Profesora Auxiliar. Hospital Militar Central “Dr. Luis Díaz Soto”. La Habana, Cuba. (II)Especialista de I Grado en Periodoncia. Máster en Atención a Urgencias Estomatológicas. Hospital Militar Central “Dr. Carlos J. Finlay”. La Habana, Cuba. (III)Especialista de II Grado en Periodoncia. Máster en Salud Bucal Comunitaria. Facultad de Estomatología. La Habana, Cuba.

Dejar comentario