En Cirugía bucal

Desde IDIM clínica dental Valencia, vamos a explicarte qué son los quistes radiculares dentales y cómo se clasifican. No son un problema excesivamente frecuente, pero sí pueden tener importantes implicaciones. Así que conviene conocerlo.

¿Qué son los quistes radiculares dentales y cómo se clasifican?

quiste radicular dental que es y como se clasifica

Un quiste es una lesión más o menos esférica colindante con la raíz y ocupando espacio en el hueso, tapizado por epitelio y ocupado por material líquido-viscoso.

Según la causa pueden ser:

1.- Quiste apical, localizado en el ápice, extremo de la raíz: causado por la infección del nervio del diente, como consecuencia de una caries. Es el que vemos con mayor frecuencia.

2.- Quiste lateral, localizado en el costado de la raíz y originado por las bolsas periodontales formadas durante una periodontitis o Enfermedad Periodontal.

3.- Quiste residual, que puede aparecer si, tras la extracción de un diente, queda tejido infectado que no es retirado completamente.

4.- Quiste dentígero, que envuelve la corona de un diente incluido, es decir, que no ha erupcionado.

Es un tipo de dolencia que sabemos tratar muy bien y sobre el que tenemos mucha experiencia.

Las consecuencias de un quiste de estas características pueden llegar a ser importantes, puesto que va creciendo y, dependiendo del tamaño, puede llegar a generar deformidad facial, trayectos fistulosos o desplazamiento de dientes (de hecho, esta última es una de las consecuencias más frecuentes).

¿Cómo se diagnostican los quistes radiculares?

Los quistes radiculares pueden tener como síntoma el movimiento de algunas piezas dentales o la inflamación, pero, lamentablemente, en un primer momento, cuando está creciendo, no es perceptible a simple vista. Es por ello que es muy importante acudir periódicamente al odontólogo y, cada cierto tiempo, realizar un seguimiento en profundidad, con radiografías, puesto que es en éstas que se puede ver el quiste radicular. De lo contrario, su diagnóstico es muy complicado. Una vez se diagnostique el quiste a través de las radiografías, se podrá pasar a estudiar más en profundidad para determinar su naturaleza y los próximos pasos a dar.

¿Tienen prevención los quistes radiculares?

Como las causas más frecuentes son la Caries y la Enfermedad Periodontal, ambas patologías infecciosas, hemos de aconsejar mantener una buena higiene y supervisión/revisión por la higienista y el odontólogo de forma periódica.

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento del quiste radicular dependerá de si se trata de un quiste derivado de un proceso infeccioso o no. En el caso de que se deba a un proceso infeccioso, debe realizarse una endodoncia del diente y, tras ésta, realizar un seguimiento para asegurar que no vuelve a aparecer. En el caso de que no tenga un origen infeccioso, simplemente habrá que realizar la escisión del quiste para que deje de molestar al paciente. Si el diente ya estaba endodonciado o tras hacer alguno de los anteriores tratamientos reaparece el quiste, se procede a hacer una apicectomía más sellado retrógrado del ápice del diente junto con la quistectomía (extirpación del quiste), para impedir que vuelva a aparecer el quiste. Lo cierto es que no es infrecuente que haya que llegar a este punto. Habrá también que valorar el posible desplazamiento y/o movilidad dental ocasionado, así como la afectación multidental por el crecimiento del quiste.

Postoperatorio tras tratamiento de un quiste maxilar

El postoperatorio tras un tratamiento de quiste radicular dependerá del tipo de intervención que se haya realizado. Como hemos dicho anteriormente, las intervenciones posibles pueden ser la simple escisión del quiste, la escisión del quiste junto a una endodoncia o la cirugía para resolver un quiste persistente que permanece tras las dos anteriores opciones.

Por supuesto, es la cirugía la que requiere de mayor periodo postoperatorio, mientras que los procesos de recuperación de las otras dos intervenciones son relativamente más sencillas. Por tanto, deberás consultar a tu doctor cuál es la intervención a la que te vas a someter y cuál es el postoperatorio concreto que debes seguir.

En cualquier caso, es muy probable que incluya lo siguiente:

  • Reposo
  • Dieta blanda
  • Evitar alimentos muy fríos o muy calientes
  • Evitar alimentos muy condimentados
  • No fumar y no beber alcohol
  • Tomar antiinflamatorios y analgésicos.

Como has podido ver, los quistes radiculares dentales pueden llegar a ser perjudiciales, por lo que conviene tratarlos y acabar con ellos. Por supuesto, te invitamos a venir a nuestra clínica para que te hagamos una revisión y podamos comprobar si hay cualquier problema en esta dirección.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

Dejar comentario