Bruxismo: los españoles apretamos los dientes por la crisis
 En Blog

Las dolencias de la crisis nos acechan

Muchos especialistas —dentistas y neurólogos, cardiólogos o dermatólogos— están viendo cómo la crisis económica se les cuela en la consulta.

Expertos en bruxismo (hábito de apretar o rechinar los dientes de forma involuntaria), que también ha crecido desde que se hundieron los mercados. La solución suele ser una férula de descarga para dormir -un protector de plástico parecido al que usan los boxeadores-, pero el dentista opina que muchos pacientes mejorarían con ayuda psicoemocional o haciendo deporte. “No hace falta que el paciente te lo cuente para ver que está pasando por una mala racha”, dice. “Los percibes más tristes, más angustiados y tensos, más sensibles al dolor”.

“Los pacientes, además, retrasan todo lo que pueden las revisiones y vienen solo cuando duele”, y en la boca se puede aguantar mucho sin que duela. Tanto, que luego es tarde”. Además, según los dentistas, los pacientes con cuadros depresivos abandonan los hábitos de higiene y de una vida sana.

El bruxismo y la psoriasis se retroalimentan con la ansiedad

El bruxismo se retroalimenta de la ansiedad: los síntomas agravan la angustia que, a su vez, agrava los síntomas. Lo mismo ocurre con la psoriasis, una enfermedad autoinmune de origen multifactorial que se manifiesta a flor de piel. “Una persona sana cambia la piel cada 28 días, alguien con psoriasis lo hace cada tres”, explica Santiago Alfonso, de Acción Psoriasis. Alfonso subraya además que los recortes penalizan al enfermo: “Muchos dejan de ir al médico por no quedar mal en el trabajo, o por no decir que están enfermos en una empresa en la que hay un ERE”.

Ver el artículo entero:

Realizado por Patricia Gosálvez
0/5 (0 Valoraciones)

Dejar comentario