En Higiene bucal

Desde nuestra clínica dental en Valencia vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre las infecciones dentales durante el embarazo. Si quieres conocer un poco más en profundidad este tema, echa un vistazo a la información que te damos a continuación.

Infección de encías (gingivitis) durante el embarazo

Durante los meses de embarazo, la boca de la mujer se vuelve especialmente sensible y corre un riesgo mayor de contraer infecciones dentales durante el embarazo. Esto se debe principalmente a los enormes cambios hormonales que se producen en su cuerpo durante esta etapa.
La gingivitis es una de las infecciones dentales durante el embarazo más habituales. Se trata de una enfermedad periodontal que está causada por la acumulación de placa bacteriana entre los dientes. La consecuencia es la inflamación y el sangrado de las encías.
Existe la conocida como gingivitis estacional. Esta se produce únicamente durante el embarazo, pero realmente no es consecuencia de él, sino que se trata de un problema que ya existía y que durante el embarazo se agrava.
Pero lo grave es que esta enfermedad progresa de forma más rápida y agresiva hacia la periodontitis durante el embarazo. La periodontitis conlleva pérdida de hueso de soporte de los dientes, por lo que puede llegar a causar la movilidad y la pérdida de los dientes.
Por esta razón, es fundamental que la mujer tome unas precauciones mayores en cuanto a higiene dental se refiere, pues en estos momentos son mucho más sensibles a las bacterias que tenemos en la boca, lo cual lleva a que se produzcan infecciones.

Caries y dolor de muelas

consejos para prevenir infecciones dentales

La caries no es más frecuente durante el embarazo que durante el resto de la vida de la mujer. El problema es que durante el embarazo siempre queremos minimizar la cantidad de tratamiento que realizamos a la mujer. Si la caries se extiende y causa una infección en el hueso, con dolor y posibles complicaciones más graves, estará indicado realizar la extracción o la endodoncia del diente afectado. Dejar una infección en el cuerpo de la mujer puede ser más perjudicial para el feto que cualquier sustancia que sea necesaria para el tratamiento dental.

Pericoronaritis (inflamación y dolor por las muelas del juicio)
La pericoronaritis es la inflamación de la encía que rodea a una muela del juicio que ha salido parcialmente pero no del todo. La inflamación de encías, como decíamos anteriormente, es más frecuente durante el embarazo. El problema de la infección es que en estos meses es más difícil su tratamiento, ya que el tratamiento definitivo de la pericoronaritis es la extracción de las muelas del juicio.
Lo que se hace en las mujeres embarazadas es, si es posible, reducir la inflamación con limpieza profesional con ultrasonidos e irrigando debajo de la encía inflamada. Además deberá extremarse la higiene de la zona, aunque al principio resulte molesto. Si con visitas mensuales a la clínica dental podemos mantener a raya la infección, pospondremos la extracción de la muela del juicio hasta después del embarazo.
Si la infección se agrava, puede que no podamos evitar la extracción, por la seguridad y la salud tanto de la madre como del bebé. En ese caso será necesario utilizar anestésico local y prescribir un tratamiento de antibióticos para acabar con la infección, así como el uso de analgésicos para aliviar los síntomas que produce la extracción. En este caso, la amoxicilina y el paracetamol son los medicamentos más indicados.

Consejos para prevenir infecciones

Es conveniente mantener una higiene dental mucho más cuidadosa en caso de embarazo y acudir cuanto antes y de forma regular (al menos una vez por trimestre) al odontólogo para que prevenga las infecciones dentales durante el embarazo y trate cuánto antes estos problemas, ya que si se agravan pueden ocasionar complicaciones.
Acudir a revisiones con el odontólogo durante los meses de gestación también hará que se prevenga este tipo de problemas. Este seguimiento hará que se prevengan infecciones que, a medida que avance el embarazo, serán más complicadas de curar.

¿Cuándo es el mejor momento para el tratamiento dental en una embarazada?

Siempre que sea posible realizaremos el tratamiento durante el segundo trimestre, por ser el más seguro. Durante el primer trimestre se produce la formación fundamental del feto (la cual no queremos afectar), y durante el tercer trimestre es más fácil desencadenar un parto prematuro.

En definitiva, durante los meses de gestación es importante tener un sumo cuidado con nuestra salud dental, ya que es una etapa en la que la mujer está más expuesta a contraer infecciones dentales durante el embarazo y también será más difícil llevar a cabo tratamientos dentales.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

 
Recent Posts

Dejar comentario